Corralito en el Líbano: un hombre armado tomó un banco en Beirut y pidió que le devuelvan sus ahorros

Información General

El hombre, que llevó un fusil y una cantidad indeterminada de gasolina, había depositado una monto de u$s209.000 antes del inicio de la depresión y a lo largo de los últimos tres años la entidad solo le permitió tomar a u$s1.000.

Un hombre armado tomó este jueves como rehenes a empleados y clientes de una sucursal bancaria en el Líbano para exigir la devolución de sus ahorros bloqueados en la entidad debido a la profunda crisis económica que ya lleva tres años.

El hombre, que llevó un fusil y una cantidad indeterminada de gasolina, había depositado una monto de u$s209.000 antes del inicio de la depresión y a lo largo de los últimos tres años la entidad solo le permitió tomar a u$s1.000, dijo la Asociación de Depositantes del Líbano en su cuenta de Twitter. También, retuvo a los empleados y amenazó con inmolarse con gasolina

Según reportaron medios locales, efectuó tres disparos de advertencia. “Exigió acceso al dinero que tenía en su cuenta bancaria y cuando el empleado rechazó la solicitud, comenzó a gritar que sus familiares estaban en el hospital. Luego sacó el arma”, dijo la fuente de seguridad.

Embed

Los bancos libaneses, que sufren problemas de liquidez desde finales de 2019, aplican una estricta limitación a la retirada de activos en moneda extranjera, lo que hizo que se evaporasen los ahorros de muchos ciudadanos. El país atraviesa la peor crisis económica de su historia moderna: tres cuartos de la población está sumida en la pobreza y su moneda, la libra libanesa, perdió más de un 90% frente al dólar estadounidense.

Soldados, policías y agentes de inteligencia han rodeado la zona. Los agentes están hablando con el hombre armado para tratar de alcanzar un acuerdo, pero por el momento no han tenido éxito.

Según la organización, el cliente necesita dinero para pagar el tratamiento de su padre enfermo, quien se encuentra en el hospital y requiere unos u$s50.000 para cubrir gastos médicos.

La Agencia Nacional de Noticias (ANN) explicó que el presidente de la Asociación de Depositantes, Hasan Mughanieh, se desplazó hasta la oficina bancaria para negociar con el hombre, de 42 años, mientras las fuerzas de seguridad mantienen un dispositivo en la zona, por ahora sin intentos de entrar a la sucursal.

Embed

Varias decenas de ahorristas llegaron al área para mostrar su solidaridad con el depositante. A raíz de la guerra civil librada en el país entre 1975 y 1990 y el consecuente colapso de la moneda local, la población libanesa comenzó una tendencia a ahorrar en dólares que se fue fortaleciendo con el paso de los años.

Paralelamente, el sistema bancario, incentivado por los altísimos intereses ofrecidos, se convirtió en tenedor de la mayoría de la deuda que fue emitiendo el Estado de posguerra para contrarrestar su déficit, en medio de una corrupción endémica y las pérdidas registradas por empresas estatales.

Dejá tu comentario