Benedicto XVI presidirá la Vigilia Pascual

Información General

Ciudad del Vaticano (Reuters) - El Papa Benedicto XVI inició el sábado la primera Pascua de su pontificado, instando a los católicos a permitir que Cristo resucitado los ayude a transformar un mundo de violencia y corrupción.

El Papa alemán de 78 años, quien cumpliré la semana próxima el primer año desde su elección, presidió la misa de Vigilia de Pascua en la Basílica de San Pedro ante una multitud para marcar el día más importante del calendario litúrgico de la Iglesia Católica.

Al comienzo del servicio, el Papa talló la primera y la última letra del alfabeto griego (Alfa y Omega) y los números del año 2006 en un gran cirio.

Durante unos minutos, la primera parte del servicio se desarrolló a oscuras para simbolizar la oscuridad del sepulcro de Cristo antes de levantarse de entre los muertos.

Las velas se encendieron y luego las grandes luces de la Basílica de San Pedro se prendieron para dar inicio a la misa.

En su homilía, el Papa, que vestía hábitos dorados y blancos, resaltó que la resurrección de Cristo no debe ser considerada un acontecimiento del pasado, porque aún está enviando un mensaje de esperanza a la gente.

"La resurrección no ha pasado, la resurrección nos ha alcanzado e impregnado. A ella, es decir al Señor resucitado, nos sujetamos, y sabemos que también El nos sostiene firmemente cuando nuestras manos se debilitan", dijo ante miles de personas.

"Es la fórmula de contraste con todas las ideologías de la violencia y el programa que se opone a la corrupción y a las aspiraciones del poder y del poseer", agregó.

Durante el extenso servicio, que se espera dure más de tres horas, el Papa confirió el sacramento del bautismo a siete personas de Japón, Albania, Perú, Colombia y Camerún.

El domingo, el Papa oficiará la misa de Pascua en la Plaza de San Pedro y pronunciará la bendición "Urbi et Orbi" (a las ciudades y al mundo).

Esta es la primera temporada Pascual para los 1.100 millones de católicos en el mundo desde la muerte del Papa Juan Pablo II, quien el año pasado sólo era capaz de realizar breves apariciones en la semana entre el Domingo de Ramos y el Domingo de Pascuas.

Juan Pablo murió el 2 de abril, una semana después de Pascua.

Dejá tu comentario