Guía del cambio climático: ¿Qué predijo el histórico "Informe Charney" y nadie escuchó?

Información General

El cambio climático está aquí con sus eventos meteorológicos extremos que ponen en peligro el futuro del mundo tal cual lo conocemos. ¿Cuáles son sus evidencias? ¿Qué debemos saber? ¿Estamos preparados? En esta sección, cada semana, noticias, conceptos básicos, personalidades destacadas y datos necesarios para comprender el fenómeno.

Un anuncio de cuatro décadas

Jule Charney tuvo un papel fundamental en el desarrollo de la meteorología moderna y fue uno de los pioneros en la utilización de computadoras para la predicción del clima. También formuló una innovadora teoría sobre la formación de los ciclones. Pero el apellido de este científico estadounidense quedó ligado para siempre al informe presentado hace más de cuatro décadas que sentó las bases para el estudio del cambio climático.

Charney, que desarrolló su carrera en el Instituto Tecnologíco de Massachusetts (MIT), lideró la investigación del grupo de expertos que en 1979 ya alertaban de las consecuencias del incremento de dióxido de carbono en la atmósfera. Entre ellas, lo que hoy conocemos como calentamiento global.

Los expertos simularon los efectos del aumento del CO2 en modelos tridimensionales de circulación atmosférica, y aun teniendo en cuenta muchas incertidumbres de sus proyecciones, como los relativos al funcionamiento de la economía mundial, dejaron en claro que si llegaban a duplicarse las emisiones contaminantes se produciría “un apreciable calentamiento global de entre 2° y 3°". Estudios modernos confirmaron que estaban bastante acertados.

También marcaron sus incertidumbres acerca del aumento calor en los océanos. El documento señalaba que “es muy posible que la capacidad de los océanos más profundos para absorber calor haya sido gravemente subestimado Si esto es así, el calentamiento ocurrirá a un ritmo más lento, hasta que estas aguas intermedias alcancen una temperatura en la que ya no puedan absorber el calor”.

Alertaron además que “al reducir la extensión de los bosques del mundo y aumentar el área de tierras agrícolas, el hombre también ha transformado el carbono en árboles y en materia orgánica del suelo en CO2”.

Charney murió en 1981, cuando el informe, conciso y directo, de apenas una veintena de páginas, no había alcanzado el impacto social y político esperado. Pero hoy se lo considera uno de los documentos tempranos que anticipó con mayor claridad el fenómeno.

El ABC del cambio climático

Circulación general: Movimientos del océano y de la atmósfera en gran escala como consecuencia del diferente grado de calentamiento ocasionado por la rotación de la Tierra, que tienden a restablecer el balance energético del sistema mediante el transporte de calor.

Un cuchillo en la Antártida

glaciar antártida.jpg
Los glaciares contienen inmensas reservas de agua dulce.

Los glaciares contienen inmensas reservas de agua dulce.

Un nuevo estudio descubrió que el agua de deshielo podría socavar alrededor del 60% de las paredes de hielo que retienen los glaciares de la Antártida.

Un dato alarmante, ya que esos gigantes, algunos de cientos de metros de profundidad, sirven como represas para evitar que la mayor parte del hielo del continente fluyan hacia el océano, y un quiebre generalizado podría causar un alza significativa del nivel del mar. Si fueran vulnerables al proceso conocido como hidrofracturamiento, en el que el agua de deshielo se filtra en las grietas de las plataformas, podrían colapsar.

"Esta agua de deshielo es más pesada que el hielo, por lo que puede penetrar a través de todo el espesor del hielo, como un cuchillo", dijo la científica climática Ching-Yao Lai, de la Universidad de Columbia, a la agencia Reuters.

El nuevo estudio utilizó inteligencia artificial para identificar características de fracturas de hielo en casi 260 imágenes de satélite de 50 plataformas en el continente helado.

Y un día… Greta volvió a la escuela

greta escuela.jpg
La joven sueca celebró el regreso a clases.

La joven sueca celebró el regreso a clases.

Greta Thunberg, la reconocida activista del clima sueca, volvió a clases. "¡Mi año sabático de la escuela terminó y se siente tan bien estar finalmente de regreso!", tuiteó.

A la cabeza de un movimiento de protesta mundial juvenil, su año tuvo de todo menos tranquilidad: fue elegida Persona del Año de la revista Time, habló en el Foro Económico Mundial de Davos y en la cumbre del clima COP25 en Madrid. El reclamo, siempre el mismo: que los gobiernos de todo el mundo tomen medidas para salvar al planeta del calentamiento global.

Su última reunión antes de volver a clases fue nada menos que con la canciller alemana, Angela Merkel, a quien le pidió acelerar las acciones para combatir la emergencia climática.

Clave en momentos en que la Unión Europea define los alcances de cuán “verde” será su plan de recuperación económica para la pospandemia de coronavirus.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.