NASA detectó cientos de sismos en Marte: ¿qué misterios del planeta rojo revela?

Información General

La sonda InSight registró más de 450 movimientos. Demuestra que está geológicamente activo, tiene agua atrapada en las rocas y podría tener magma líquido.

El suelo de Marte tiembla como el de la Tierra: la sonda InSight de la NASA registró más de 450 movimientos sísmicos, demostrando que el planeta rojo está geológicamente activo, tiene agua atrapada en las rocas y podría tener magma líquido con puntos calientes que podrían hospedar vida.

El resultado se describe en las seis investigaciones publicadas en la revista Nature Geoscience y Nature Communications. Una de ellas fue coordinada por el geofísico italiano Domenico Giardini, del Politécnico de Zurich.

Los datos acerca de los terremotos en Marte sorprendieron a los expertos "por las semejanzas geológicas entre el planeta rojo y la Tierra y por la presencia de fracturas en las imágenes satelitales, estábamos convencidos de encontrarlas aunque nunca antes se registraron. Pero el número, 450 hasta hoy, la dimensión, la localización eran completamente desconocidos y nos sorprendieron", dijo Giardini a ANSA.

El lander InSight llegó a Marte el 26 de noviembre de 2018 para examinar la estructura interna. En los primeros 10 días reveló 174 eventos sísmicos, entre ellos, más de 20 de magnitudes comprendidas entre 3 y 4. De los eventos registrados, 150 fueron de frecuencia similar a los registrados en la Luna, los otros 24 fueron de baja frecuencia, con tres que son similares a los terremotos en la Tierra.

Marte no tiene placas tectónicas como la Tierra y los sismos de mayores dimensiones -explica Giardini- "están asociados a estrés sísmicos de enfriamiento ligados a sistemas volcánicos que crean grandes sistemas de fracturas".

El análisis de los eventos -prosigue- "indica que el planeta tiene una estructura similar a la terrestre, pero propiedades que se observan solo en la Luna, debido a la diferencia de contenido de elementos volátiles en la corteza superior, como el agua".

A más la velocidad de las ondas sísmicas disminuye bajo la corteza y podría indicar la presencia de magma líquido.

Según Francesca Altieri, del Instituto Nacional de Astrofísica (INAF), la actividad geológica de Marte justifica las emisiones de oxígeno observados por el rover Curiosity della de la NASA: "Va en dirección de las hipótesis de los estudiosos de la misión Curiosity".

Los datos sísmicos indican la posible presencia de agua atrapada en las rocas, a diferentes profundidades y tienen implicaciones para la búsqueda de vida en Marte, observó Nicholas Schmerr, de la Universidad de Maryland.

En la Tierra -reveló- existen áreas en las profundidades "caracterizadas por fuentes hidrotermales, donde la química y no la luz proporciona la energía para la vida. Si se descubre magma líquido en Marte e individualizan dónde el planeta es geológicamente más activo, en esos puntos podremos dirigir futuras misiones en busca de vida".

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario