Dos policías sufrieron quemaduras en piquete en Salta

Información General

Dos efectivos resultaron con quemaduras de gravedad y varias personas heridas tras producirse graves incidentes entre la Policía y un grupo de manifestantes que reclamaban puestos de trabajo en una empresa de gas en la localidad salteña de Morillo.

El ministro de Seguridad provincial, Alejandro Cornejo D'Andrea, afirmó que "los que actuaron son delincuentes", y dijo que "están identificados y los vamos a buscar hasta abajo de las piedras".

"Las personas que actuaron en la agresión a los efectivos policiales, que resultaron golpeados y quemados, son delincuentes armados que afortunadamente fueron fotografiados. Están todos identificados, y así vamos a poner todos los datos a disposición de la Justicia y conseguir las ordenes de detención", señaló el ministro en declaraciones a la radio FM 89.9.

Según informó la prensa local, dos de los atacantes se dieron a la fuga y no serían aborígenes, tal como había trascendido en un principio, cuando se decía que pertenecerían a la comunidad Wichí.

"Vamos a buscar uno por uno, bajo las piedras, en todo el Chaco salteño", sostuvo, y aseguró que "hay muchas personas que aprovechan las miserias humanas y los incentivan a actuar en bandas en situaciones como las ocurridas en Morillo".

La batalla campal fue protagonizada por manifestantes y efectivos de la Policía de Salta y se produjo en el paraje El Chirete, a unos 45 kilómetros de la localidad de Morillo.

Los incidentes quedaron registrados en algunos videos que se difundieron en las redes sociales y en varios medios locales en el que se puede ver la manifestación en la que le reclaman a la empresa de gas Vertua.

En las imágenes se observa el momento en el que las fuerzas policiales disparan y también cuando los manifestantes arrojan combustible hacia los efectivos. También en el video se ve a mujeres, niños y hombres corriendo y cómo se separan los policías a los que alcanza el fuego.

Los efectivos que resultaron heridos se encontraban internados en el hospital San Vicente de Paul, en la localidad de Orán, y ya estaban fuera de peligro. En tanto, un hombre mayor y un joven debieron ser internados en el hospital de Morillo a causa de las heridas de balas de goma y golpes recibidos de parte de la Policía.

Ahora será la Justicia la que tendrá que determinar si los manifestantes fueron realmente a la planta de la empresa a pedir trabajo, tal como lo expresaron o si, como sostiene la Policía, se trató de un intento de toma del predio.

Dejá tu comentario