El "gran cazador" (o el rey ausente)

Información General

Una vez más los españoles se enteraron casualmente que el rey Juan Carlos se encontraba fuera de España y cazando. Sucedió con motivo del nacimiento de su nieta Sofía, hija del príncipe heredero don Felipe, el 29 de abril.

Los reyes estaban afuera. Habían viajado para asistir a los funerales del músico Mstislav Rostopovich en Moscú, que murió el 27 de abril a los 80 años y a quien el monarca admiraba mucho. La reina regresó inmediatamente y llegó a Madrid cuatro horas después del nacimiento.

Pero el rey fue a practicar su deporte favorito, la caza, en la república asiática de Kazajistán y regresó 50 horas después del nacimiento.

En los últimos tres años los españoles han sabido por casualidad en cinco ocasiones que su rey estaba fuera del país en viaje privado y dedicado a la caza.

1.- Un accidente ocurrido en una cacería organizada para el rey en los Cárpatos rumanos, en el que resultó herida una persona, fue publicado en la prensa de Bucarest. Así se supo de la ausencia del monarca.

2.- Una tragedia en España en la que murieron varias personas hizo que la gente se preguntara dónde estaba el rey, que no acudía a consolar a los familiares de las víctimas. Estaba en Namibia cazando elefantes, según publicó la prensa de Sudáfrica.

3.- La caza de un oso en un bosque de Polonia, en un lugar y con animales protegidos, generó críticas en la prensa de Varsovia. El cazador era el rey.

4.- La caza de un oso amaestrado, que se guardaba en un pequeño zoológico de los Urales, fue denunciado por un guardabosques. Lo publicó la prensa de Moscú. El cazador era el rey.

5.- El nacimiento de su nieta Sofía de Borbón lo ha «¿ sorprendido?» en el Asia central. Inicialmente trató de ocultarse diciendo que estaba recibiendo tratamiento en un balneario de aguas termales, pero ha sido imposible.

Estos hechos debilitan el prestigio de la monarquía española, cuando los republicanos, en número creciente favorecidos por los políticos de la izquierda, recuerdan -con motivo de la intensísima campaña sobre la Memoria Histórica-que don Juan Carlos I fue nombrado rey por el dictador, es decir por Franco, y que nunca ha habido una consulta para que el pueblo elija el sistema político --monarquía o república-por el que cree debe gobernarse.

No son hechos baladíes ni chismes periodísticos. Y no lo son porque como se sabe la vida de la familia real española es un tema tabú en la prensa, donde sólo se publica aquello que es autorizado por la Casa Real, y se silencian episodios -enfermedades, romances, un suicidio, tratamientos médicos prolongados en el extranjero, compra y obras de rehabilitación de un castillo en Gran Bretaña-que suceden desgraciadamente al igual que en otras familias reales europeas, con la diferencia de que en aquéllas, la prensa, sobre todo la amarilla, habla de ellos libremente.

Dejá tu comentario