Gran Bretaña: creyó que moría y despilfarró todo su dinero, ahora demanda al Estado

Información General

El británico Philip Collins, a quien erróneamente los médicos le diagnosticaron una enfermedad terminal y le dieron no más de seis meses de vida, demandó al sistema sanitario por haber "destruido" su vida.

Cuando los médicos le dijeron que tenía cáncer, el hombre se jubiló, vendió todo y se compró una motocicleta Triumph que había sido el sueño de su vida, pero ahora, tras conocer que está sano, afirma que quiere volver atrás.

En primer término, Collins hace hincapié en las consecuencias sobre su salud de los poderosos fármacos que le fueron prescriptos para combatir el tumor que resultó ser menos dañino de lo diagnosticado y evidentemente no mortal.

Para no hablar de los daños materiales: hoy a los 61 años, Collins no tiene trabajo, terminó con sus ahorros e incluso su fondo de pensión.

Más aún desde el punto de vista emotivo la situación ha afectado a sus familiares directos.

"Cuando me dijeron que tenía cáncer, estaba aún en condiciones de hacer todo lo que quería, dijo Collins al diario británico Times, pero cuando me dijeron que no tenía nada fue un golpe. Si alguien pasa dos años pensando que se va a morir y luego se le dice que no es así, termina destruido".

Dejá tu comentario