Grave: sacan de servicio al Tango 01 por alarma durante el vuelo de familia presidencial

Información General

Confirmó el Gobierno que la aeronave presidencial está "fuera de servicio" por desperfectos técnicos. La decisión se tomó luego de que se detectaran inconvenientes cuando el matrimonio presidencial se trasladaba desde Río Gallegos hasta esta capital el domingo pasado. Según se indicó, se registró un problema en la "turbina derecha", lo que obligó a disminuir la potencia y realizar una aterrizaje que no fue "cómodo".

Un nuevo desperfecto en el avión presidencial Tango 01 puso en riesgo al matrimonio Kirchner y a sus dos hijos, Florencia y Máximo, cuando los trasladaba desde Río Gallegos a Buenos Aires el domingo, día de las elecciones.

La nave sufrió la falla de la turbina derecha en pleno vuelo y como consecuencia del desperfecto quedó "fuera de servicio", confirmaron hoy fuentes oficiales.

La turbina se recalentó a mitad de vuelo, lo que obligó a disminuir la potencia y a un descenso de altura de 1.200 metros y provocó que se registrara en el sector militar del Aeroparque Metropolitano Jorge Newbery un aterrizaje que si bien "no fue peligroso, no fue cómodo".

Así lo informó oficialmente la Secretaría General de la Presidencia, que confirmó que el desperfecto de la nave se registró en la "turbina derecha" durante el último viaje realizado por el presidente Néstor Kirchner y Cristina Fernández.

El matrimonio presidencial se trasladaba desde Santa Cruz hacia la Capital Federal para aguardar en el comando de campaña kirchnerista el resultado de los comicios que consagraron presidenta electa a Cristina.

El piloto presidencial, Sergio Velázquez, una vez más tuvo que demostrar su pericia para que la pareja llegara sana y salva a destino, mediante un aterrizaje "con menos potencia" y que "no fue una pavada", se indicó este miércoles.

Ahora el Gobierno buscará establecer si el desperfecto tuvo que ver "con una falla de mantenimiento" o de "materiales", para determinar el nivel de "responsabilidad".

A partir de este nuevo incidente, el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli, le encomendó a la Agrupación Aérea de la Casa Militar, encargada del mantenimiento diario del avión presidencial, que elabore un informe.

Además, el Gobierno se comunicará con la empresa Rolls Royce, responsable de la última reparación del avión, que se realizó en Israel con un costo de 5,3 millones de dólares entre octubre de 2004 y abril de 2005, luego de una falla en la turbina izquierda.

Mientras siga fuera de servicio el avión oficial -se prevé que dentro de 30 a 60 días arribarán al país los técnicos-, el Gobierno dispondrá de una de las naves contempladas dentro de los contratos firmados hace dos años con Aerolíneas Argentinas y Aeropuertos 2000.

De hecho, el próximo viaje del matrimonio Kirchner al Calafate será a bordo de un avión Gulf Stream, que ya fue utilizado por el Ejecutivo.

El Tango 01, un Boeing 757, fue incorporado a la flota de aviones de la Presidencia durante la administración de Carlos Menem en 1992, quien concretó la compra del avión en 67 millones de pesos.

Dejá tu comentario