Juicio a Chocobar: la defensa del policía pidió realizar nuevo peritaje

Información General

Los abogados del uniformado quieren que se estudie un segundo proyectil hallado en el cuerpo de Pablo Kukoc, el joven de 18 años acribillado por el agente.

La defensa del policía bonaerense Luis Chocobar, juzgado por el homicidio de un joven que acababa de asaltar y apuñalar a un turista norteamericano en diciembre de 2017, en el barrio porteño de La Boca, pidió este miércoles que se realice un peritaje a un segundo proyectil hallado en el cuerpo del fallecido para tratar de demostrar que el efectivo también en ese caso disparó hacia el suelo, informaron fuentes judiciales.

El debate oral se reanudó en los Tribunales de Comodoro Py con los testimonios presentados por la defensa del acusado de haber sido el cómplice de Juan Pablo Kukoc (18), el delincuente muerto a balazos.

Fuentes judiciales informaron que luego de esos testimonios el abogado Fernando Soto, representante de Chocobar (33), solicitó al Tribunal Oral de Menores (TOM) 2 que se realice un peritaje a un segundo proyectil que había sido hallado en el muslo izquierdo del joven.

"Cuando mandaron a peritar la bala que finalmente se comprobó que había entrado por rebote, la otra no se peritó porque el médico de la autopsia había dicho que había un orificio de ingreso y otro de salida, entonces el juzgado de instrucción dijo que nunca fue encontrada, resulta que sí le sacaron el segundo proyectil e incluso lo peritó la Policía de la Ciudad comparándolo con el arma de Chocobar", señaló el letrado.

Según Soto, los jueces que intervinieron en la causa "no leyeron el expediente" ya que en ningún momento se dieron cuenta de que había otro elemento para que sea estudiado por el Cuerpo Médico Forense.

"Para colmo, el médico autopsiante dice que había un orificio de salida pero la bala nunca salió, era una incisión quirúrgica justamente que le hicieron para extraerle la bala, además describe que eso fue hecho en la pierna derecha y la operada fue la izquierda", añadió.

De esta manera, la autopsia determinó que la trayectoria fue de "arriba hacia abajo levemente casi en horizontal".

"Al no haber orificio de salida no se puede determinar la trayectoria y nos dimos cuenta que este proyectil está mucho más deformado que el otro que sí fue peritado, es obvio que rebotó y Chocobar dijo que disparó al piso de la cintura para abajo porque no era letal", sostuvo el abogado.

Soto le solicitó al TOM 2 que otro Cuerpo Forense haga un peritaje "nuevo" porque los balísticos se basaron en la autopsia y con "una premisa falsa se obtienen consecuencias falsas".

Por su parte, el Tribunal pasó a un cuarto intermedio para el próximo miércoles cuando corra vista a las partes sobre el pedido de la defensa del policía.

"Tenemos tiempo para hacerlo porque la prisión preventiva del imputado (el cómplice de Kukoc) vence a fin de mayo y una pericia que se haga con celeridad para abril puede estar, mientras se sigue el juicio y no se dilata nada", dijo el abogado.

En la previa de la feria judicial, peritos balísticos de la policía dieron detalles de la trayectoria de los disparos efectuados por el policía Chocobar y de los expertos del Cuerpo Médico Forense que informaron sobre el resultado de la autopsia.

En tanto, en otra audiencia el turista estadounidense Frank Wolek (60) aseguró por videoconferencia desde su país que los delincuentes lo atacaron por detrás y que en un principio creyó que eran trompadas que le daban en el estómago y en el pecho, hasta que se dio cuenta que lo estaban apuñalando.

Wolek aseguró que en esa oportunidad estaba tomando unas fotografías en la zona cercana a Caminito y vio a un grupo de jóvenes, por lo que decidió alejarse un poco.

Sin embargo, dos personas lo tomaron por detrás y sin mediar palabra comenzaron a tirarle de la cámara de fotos, tras lo cual comenzó a sentir golpes en su cuerpo.

Mientras que Ivonne Kukoc, la madre del asaltante muerto, afirmó al declarar como testigo en el juicio que confía "plenamente" en el tribunal que tiene a su cargo el debate y se lamentó porque su hijo no pueda tener "un juicio justo" de la misma manera que la tiene el efectivo que está siendo juzgado.

El asalto al estadounidense ocurrió a pocos metros de Caminito, en La Boca, por donde la víctima paseaba a pie con su cámara fotográfica y fue interceptada y apuñalada con fines de robo por dos delincuentes, el menor de edad y Juan Pablo Kukoc.

Tras el ataque, ambos asaltantes salieron corriendo, pero mientras uno logró escapar, Kukoc fue interceptado a tres cuadras por dos transeúntes que habían visto el ataque.

Instantes después, llegó al lugar Chocobar, efectivo de la Policía Local de Avellaneda, quien se identificó y, según declaró luego, le pidió que se detenga, tras lo cual efectuó disparos, dos de los cuales alcanzaron a Kukoc en el muslo izquierdo y el mortal, en la zona de la baja espalda.

Dejá tu comentario