Las lluvias trajeron alivio y la temperatura bajó más de 10°

Información General

Tras más de dos semanas con temperaturas agobiantes con máximas que rondaban los 40 grados y mínimas de 30, las intensas tormentas llevaron al centro del país el alivio y el clima se tornó fresco, mientras que llegó a nevar en la zona andina.

En Buenos Aires, después de tormentas dispersas pero en varios casos intensas, las temperatura no llegaba a los 20 grados en pleno mediodía, bajo un cielo nublado.

En la Capital Federal pudieron verse algunas camperas y buzos, prendas que habían sido olvidadas en los roperos ante temperaturas que durante casi tres semanas no descendieron más allá de los 25 grados por las noches.

La ola de aire fresco que por fin pudo sortear el área de alta presión que mantenía el clima tropical en gran parte del país, llegó a dejar nevadas en cerros cercanos a las localidades andinas como San Carlos de Bariloche, Villa La Angostura o Chapelco.

La ola de calor, la más extensa registrada al menos en Buenos Aires en casi un siglo de historia del Servicio Meteorología Nacional (SMN), había dejado en su haber una importante cantidad de inconvenientes, los más importantes relacionados con los cortes de luz, a partir de la segunda quincena de diciembre.

Para los próximos días, se espera que gradualmente aumenten las temperaturas máximas, aunque se mantenga las mínimas por debajo de los 20 grados, y máximas que hacia el fin de semana venidero vayan acomodándose en dirección a los 30 grados, más acordes con la temperatura habitual de enero.

Si bien para el lunes la máxima podía llegar a 34, con una mínima de entre 22 y 23, no se esperaba que se prolongue el calor intenso.

El modelo de amplitud térmica con temperaturas frescas a la noche y rondando los 30 en horas diurnas se replicaría en varias ciudades como Mendoza, Córdoba y Santa Fe.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario