La Federación LGBTI+ celebra el fallo que ordena cobertura de gestación solidaria por sustitución

Información General

La Justicia porteña ordenó al Gobierno de la Ciudad la cobertura de un tratamiento de fertilización asistida de alta complejidad con gestación por sustitución para una pareja de hombres.

La Federación LGBT+ celebró hoy el fallo de la Justicia porteña que ordenó al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires la cobertura de un tratamiento de fertilización asistida de alta complejidad con gestación por sustitución para una pareja de hombres que buscan ser padres gracias a una tercera persona dispuesta a llevar solidariamente adelante el embarazo.

Esta organización de la diversidad sexual emitió un comunicado para "celebrar" la decisión, que "es otro avance más para seguir sembrando un camino necesario para quienes necesiten realizar un tratamiento a través de la gestación solidaria".

El fallo a través del cual la titular del Juzgado en lo Contencioso Administrativo y Tributario N° 6, Patricia López Vergara, hizo lugar al recurso de amparo oportunamente presentado por V.D.C y W.C.P., registra varias decenas de antecedentes desde 2013, cuando se produjo la primera resolución judicial avalando este tipo de prácticas no contempladas en la ley de cobertura de Técnicas de Fertilización Humana Asistida.

De hecho, hoy se conoció que un juzgado de San Luis autorizó a un matrimonio puntano a procrear a través de la gestación solidaria que llevará adelante una amiga cordobesa y en marzo del año pasado la justicia salteña había autorizado a realizar la práctica a una pareja cis heterosexual a ser padres a través de la gestación por sustitución, que en este caso estará a cargo de una sobrina.

En las ciudades de Viedma, Rosario, Villa María se registraron sentencias similares.

Concretamente, el fallo de ayer manda a la Obra Social de la Ciudad de Buenos Aires (ObSBA) que realice la cobertura integral de la "técnica fertilización in vitro con ovodonación proveniente de banco y gametos masculinos aportados por uno de los integrantes de la pareja, la criopreservación de embriones, la transferencia embrionaria en el cuerpo de la gestante solidaria"; todo lo cual deberá repetirse en caso de no obtenerse el embarazo, hasta tres (3) veces por año".

El expediente se había iniciado el 15 de abril pasado, cuando V.D.C. y W.C.P. se presentaron a la justicia solicitando que se le ordene a su obra social la cobertura de la totalidad del tratamiento: estudios, medicación, terapias de apoyo -en caso de ser requeridas- extracción, criopreservación y todo lo necesario para lograr el embarazo y nacimiento.

En su escrito señalaban que al ser una pareja conformada por dos hombres no pueden concebir por los métodos tradicionales o alternativos, por lo cual la gestación por sustitución es "el único medio por el cual podrían concretar su deseo de conformar una familia aportando gametos masculinos propios".

Además, argumentaron que se encuentran desamparados toda vez que los derechos a la reproducción "se les garantizan a todas aquellas personas o parejas que no adolecen de la imposibilidad de concebir en los términos que ellos padecen", al tiempo que aclaran que no cuentan con los recursos económicos para acceder a esta técnica.

Para la magistrada, estos casos "interpelan a quien debe prestar una solución a los reclamos judiciales con una visión que contemple los cambios sociales –como las nuevas composiciones familiares– de la mano de lo que el actual Código Civil y Comercial de la Nación (CCyCN) –ley 26.994– exige a partir de sus dos primeros artículos".

"La gestación sustitutiva es una técnica de reproducción humana asistida (TRHA) a través de la cual una mujer –gestante– conviene con otra persona, o como en el caso a decisión con una pareja, gestar un embrión, sin voluntad procreacional alguna, por lo cual carecerá de vínculo legal alguno con la persona por nacer, ya que no es considerada su madre", explica en su fallo.

"Vale decir que los progenitores (padres de intención -o comitentes en una jerga más contractual- en este caso los actores) serán reconocidos por la ley como los padres legales. En función del vínculo de amistad que une a la pareja actora con la gestante, y el ofrecimiento desinteresado de ésta, torna la gestación sustitutiva en solidaria, exenta de carácter lucrativo", prosigue.

La magistrada aclaró que la omisión de la gestación solidaria en el nuevo Código Civil y Comercial de la Nación "no se advertiría como equivalente a su prohibición".

En su argumentación, la jueza apeló a los derechos consagrados en la ley Nacional n° 25.673 que creó el Programa de Salud Sexual y Procreación responsable, así como a los artículos 41 de la Constitución Nacional y 18 y 20 de la Constitución local.

La Federación LGBTI+ resaltó que este fallo "permite el acceso al derecho a procrear a aquellas personas o parejas que requieren esta técnica de gestación solidaria para lograrlo, o que el embarazo podría generar una situación de riesgo para la salud de quien no puede quedar embarazade".

"La gestación solidaria se funda en la voluntad procreacional, y apela a los derechos humanos básicos a formar una familia, a la igualdad y a la no discriminación, a la libertad reproductiva y a la dignidad humana", dijeron.

Temas

Dejá tu comentario