28 de abril 2013 - 12:39

Macabro: hallan en bolsa cadáver atado de pies y manos

El cadáver fue hallado en Palpa al 3.200
El cadáver fue hallado en Palpa al 3.200
Un hombre fue encontrado asesinado de un balazo por la espalda, atado de pies y manos y dentro de una bolsa, en el barrio Colegiales, y se investiga si se trató de un crimen por problemas personales, informaron fuentes policiales.

El hallazgo ocurrió, en la calle Palpa al 3.200, entre Conde y Gral. Enrique Martínez, en dicho barrio de la zona norte de esta Capital Federal, donde un cartonero observó junto al cordón de la vereda una bolsa con apariencia extraña y de la que emanaba un fuerte olor.

Fuentes policiales informaron que este cartonero alertó de lo sucedido a un vigilador privado de la Clínica Colegiales, ubicada a unos 100 metros, que, a su vez, llamó al 911.

Cuando los efectivos de la comisaría 37ma. de la Policía Federal arribaron al lugar se entrevistaron con el vigilador y luego encontraron una bolsa plástica depositada al pie de unos de los árboles de la vereda en la que se hallaba el cadáver de un hombre de tez blanca, cabello corto y completamente vestido.

Ante esa situación, los policías convocaron al personal de la Unidad Criminalística Móvil y cortaron el tránsito sobre Palpa para preservar la escena del crimen del paso de los vecinos que en algunos de los casos salieron a la calle sorprendidos por lo sucedido.

Poco después, los peritos inspeccionaron el cuerpo y establecieron que el mismo estaba envuelto en dos bolsas plásticas y vestido con un pantalón de jean, una remera azul y zapatillas.

Según las fuentes, los expertos también determinaron que el fallecido tenía entre 30 y 35 años, y presentaba lesiones en su brazo derecho, compatibles con signos de defensa, y una herida de bala con orificio de entrada en la espalda y de salida a la altura de la tetilla derecha.

Por su parte, Eduardo, un vecino del barrio que alcanzó a ver el cuerpo, dijo a la prensa que la víctima también tenía "las manos y los pies atados".

Las fuentes señalaron que se cree que la data de muerte es de unas diez horas anteriores al hallazgo del cuerpo. Además, dentro de las bolsas, los peritos secuestraron un cuchillo, una vaina servida y un plomo, que serán analizados en busca de rastros del o los asesinos, agregaron los voceros.

Tras los peritajes en la escena del crimen, el cuerpo fue trasladado a la Morgue Judicial para realizar la autopsia y determinar la mecánica de la muerte. Al mismo tiempo, los pesquisas realizaban distintas diligencias en procura de identificar a la víctima ya que, en principio, no se halló ninguna documentación en su poder.

Más allá de los datos filiatorios del hombre asesinado, los investigadores sospechan, por las características del crimen, que se trató de un homicidio por problemas personales. Y, en ese sentido, una de las hipótesis que manejan apunta a que el cadáver fue arrojado en el lugar del hallazgo desde un auto en movimiento. Por ello es que los investigadores buscan cámaras de seguridad en los alrededores que hayan captado el paso sospechoso de algún vehículo.

La causa por el homicidio quedó a cargo de la fiscal de Instrucción porteña 38, Betina Vota, quien estuvo presente en el lugar del hecho al frente de las diligencias de rigor.

Dejá tu comentario

Te puede interesar