Metaverso y Web 3: sin regulación no hay optimismo posible

Información General

El salón de actos del Poder Judicial de Mendoza es el mejor escenario para plantear la necesidad de cambiar el chip acerca de la relación entre tecnología, sector público y privado, presente y futuro de la sociedad.

Allí mismo, en un ida y vuelta que incluyó mucha participación de la audiencia (conformada por las 180 personas que colmaron el lugar más los 600 usuarios que siguieron la transmisión vía You Tube) se celebró, el jueves 17, el primer conversatorio sobre El Futuro del Derecho en el marco del Metaverso y la Web 3 de América Latina.

Encargado del puntapié inicial, Federico Ast vislumbra un futuro en el que “habrá muchos metaversos. Y creo que las comunidades van a poder acordar en forma directa las reglas de cada uno de esos espacios virtuales, como si fueran clubes. Vamos a tener varias identidades, como las tenemos ahora mismo, sólo que enriquecidas y más o menos parecidas a nosotros según lo que elijamos”.

Al inicio del conversatorio, Adaro mostró cifras de una encuesta realizada previamente sobre el uso de herramientas digitales.

Adaro propone allí una cuota de prudencia subrayando que, más allá del devenir, siempre auspicioso, de las nuevas tecnologías, quienes tienen responsabilidades institucionales -como él mismo y Juan Corvalán, en su carácter de Fiscal General Adjunto de la ciudad de Buenos Aires- deben observar cómo serán protegidos, en dimensiones digitales inmersivas y descentralizadas, los derechos fundamentales que la sociedad occidental no parece dispuesta a resignar.

Sobre el optimismo tecnológico desmesurado

a solas con Corv.jpeg

En un mano a mano con Ámbito, consultado sobre cuán optimista se puede ser ante el surgimiento de esta nueva ola de tecnologías bajo el rótulo ‘metaverso’, Corvalán hace un repaso de las tecnologías de la información y la comunicación (TICs) “fundamentales y secundarias de los últimos setenta años, y te das cuenta de que la lista es monumental, y que la aceleración y disrupción son permanentes, y nos cambiaron la vida en aspectos fundamentales, pero ¿pudieron torcer ciertas tendencias? Yo creo que no, y que el metaverso tampoco va a evitar, por sí mismo, el perfilado digital de las personas, por ejemplo”.

¿Y entonces?

Bueno, creo que ahí hay un punto crítico para quienes desarrollamos tecnología, pero sostenemos valores que, para sintetizar, están expresados en los Derechos Humanos. Se trata de aprender de las experiencias anteriores para no cometer de nuevo los errores del pasado. Ahí veo que a veces asoma un tecno optimismo que en mi mirada (y ojo que mi tendencia natural es ser optimista) no pone los hechos en el contexto histórico adecuado.

Mucho de lo que habrá que resolver, quizá, está vinculado con la forma en que se modela la identidad en el metaverso ¿verdad?

Exacto, creo que eso se planteó hoy acá, en el conversatorio, y es una de las claves a analizar. Hoy día nosotros expresamos nuestra voluntad con clics, creando usuarios y contraseñas, y aceptando términos y condiciones. ¡Lo que viene va a ser muchísimo más complejo!

Vos vas a poder ser un dinosaurio que atraviesa un mar y ve otros avatares y habrá que ver qué relación establecés con ellos, y hasta qué punto damos lugar a cosas como el derecho de las entidades digitales.

El director del UBA IALAB, que nuclea un ecosistema de innovación tecnológica que abarca toda habla hispana, entiende que hoy el Metaverso es el fetiche tecnológico de la Humanidad.

“Esto pasa cada vez que alguna gran idea surge y es impulsada por quienes, desde luego, tienen intereses diversos en la maduración de cierta tecnología” explica, pero propone “nosotros tenemos que poder acompañar la transición tecnológica cada vez que una disrupción sucede a la anterior. Como pasó con la inteligencia artificial, y antes había ocurrido con internet, cada fetiche genera sobreestimaciones, optimismos exagerados, y también vulneración de derechos. La clave, es, sin dudas, que no lleguemos tarde”.

Por eso celebran, en febrero de 2022, el primer conversatorio sobre Metaverso y web 3.0 con perspectiva jurídica en habla hispana. “¿Otra vez vamos a esperar que los problemas nos pasen por encima para, después, ver qué hacemos?” pregunta Corvalán, y la respuesta cae por su propio peso.

flyer jueves.png

Dejá tu comentario