Mientras el Gobierno espera una respuesta, Kraft defendió su accionar

Información General

El ministro de Trabajo, Carlos Tomada, afirmó su "confianza" en que mañana los directivos de la firma Kraft-Foods "traigan alguna respuesta a la revisión de los despidos" de la planta de General Pacheco, entre los que se encuentran varios delegados de la comisión interna.

"Estamos convencidos de que mañana la empresa traerá alguna respuesta a la revisión de despidos, por lo menos algún comienzo de restablecimiento de alguno de los trabajadores despedidos", señaló el titular de la cartera al referirse al plazo puesto por el Ministerio de Trabajo.

En ese sentido, manifestó su "confianza" en "una vocación palpable por solucionar el conflicto por parte de la empresa", y que se vea reflejado en "anunciar algunas reincorporaciones".

"No podemos pensar que la decisión de la empresa pueda ser inalterable", consideró Tomada y manifestó su "esperanza" en que "se terminen de abonar los salarios adeudados".

Mientras, el director de Asuntos Corporativos de Kraft Foods Argentina, Pedro López Matheu, defendió el accionar judicial de la empresa.

"Hubo una conciliación obligatoria, los despidos se comunicaron el 18 de agosto, y no fue prorrogada por el Ministerio de Trabajo porque no había un tema laboral ni gremial, sino algo que investiga la Justicia Penal", sostuvo el directivo.

En declaraciones radiales, López Matheu señaló además: "Estamos en un Estado de Derecho, y todas las presentaciones y las denuncias que hemos hecho, con abundante documentación probatoria, están siendo investigadas por jueces".

"La defensa de los intereses se tiene que hacer en los Tribunales, y no mediante vías de hecho", añadió.

Las declaraciones de Lopez Matheu fueron en respuesta a lo manifestado por Tomada, quien afirmó que hubo "una actitud de intransigencia patronal muy grande" de parte de la compañía.

Dejá tu comentario