Murió la nena que fue quemada junto a su familia en Misiones

Información General

La niña que fue quemada por delincuentes el domingo en su casa de la localidad misionera de Panambí, durante un asalto por el que murieron sus padres y un hermano mayor continuaba internado en grave estado, falleció a raíz de las lesiones sufridas.

El subsecretario de Atención Primaria y Salud Ambiental de Misiones, Martín Cesino, explicó a Télam que Bianca Knack (12) murió anoche en el Hospital de Pediatría Fernando Barreyro de la ciudad de Posadas.

De esta manera, ya son tres los fallecidos por el caso ya que los padres de la chica, el empresario Carlos Knack (43) y su esposa Graciela Mojfiuk (42) fallecieron entre el lunes y este martes.

Mientras que otro hijo del matrimonio, Cristian Knack (25), permanecía internado, con el 70 por ciento del cuerpo quemado, en el Hospital Escuela Ramón Madariaga, también de Posadas.

En tanto que el único integrante de la familia que resultó ileso, Carlos Knack (h) que no estaba en la casa asaltada e incendiada por los delincuentes, dijo que éstos "ataron, golpearon (con una barreta) y prendieron fuego" a sus víctimas para que les entregaran una suma de dinero que buscaban.

"En casa no había un peso. No es que mi papá tenía plata sino que llegó (con dinero). Pero así como llegó plata a casa ellos (por los ladrones) entraron para robarla. No sé si lo siguieron o estaban esperando afuera a que llegue. No sé si estaban escondidos pero entraron a mi casa y le decían dame la plata, dame la plata", recordó esta tarde el joven de 24 años.

A raíz de lo sucedido, vecinos de Panambí, ubicada a unos 130 kilómetros al noreste de la capital misionera, anunciaron que mañana a las 13 van a realizar una marcha de silencio desde el kilómetro 8 de la ruta provincial 5 hasta la casa de los Knack. Gisella Schwartz, quien reside a sólo 50 metros de la vivienda de las víctimas, dijo a Télam que siente "miedo ante tanta violencia y crueldad".

"Queremos que esto se esclarezca pronto y que los culpables estén presos, no me puedo quitar de la cabeza la imagen de don Carlos (por el empresario Knack) golpeando la ventana de mi casa bajo la lluvia, pidiendo socorro y con el rostro irreconocible por las quemaduras", recordó.

Por otro lado, fuentes policiales confirmaron a Télam que hasta el momento hay dos detenidos en el marco de la pesquisa, Pablo Julio Paz (51), un exintegrante de la Prefectura Naval; y Juan Godoy (44), quien tiene antecedentes penales.

Los mismos voceros señalaron que estos dos sospechosos fueron apresados, en la vecina San Javier, tras sendos allanamientos en los que se secuestraron armas de fuego y otros elementos de interés para la causa, aunque, aclararon, se procura determinar si están vinculados directamente al hecho.

Además, los pesquisas policiales continuaban esta tarde con la búsqueda de un tercer sospechoso, el dueño de un taller mecánico, también de San Javier, donde se incautó parte del armamento.

Los sospechosos detenidos fueron puestos a disposición del personal del Juzgado de Instrucción 1 de Oberá que aguarda para las próximas horas los resultados de las autopsias en procura de establecer si más allá de las quemaduras, las víctimas presentaban otras lesiones como traumatismos y fracturas producto de golpes que pudieron haberles aplicados los delincuentes.

El hecho ocurrió el domingo en un chalet ubicado en el kilómetro 7 de la ruta 5, en Panambí, donde se encontraban el empresario maderero Kanck, junto a su esposa y dos de sus hijos.

Las víctimas fueron sorprendidas por cuatro delincuentes encapuchados y armados que les exigieron la entrega de una importante suma de dinero. La principal hipótesis apunta a que los asaltantes buscaban unos 450.000 pesos producto de una reciente venta de madera y que no fueron hallados en la vivienda.

Los ladrones maniataron y encerraron a la familia en una de las habitaciones mientras revolvían las demás dependencias del inmueble y antes de huir prendieron fuego el lugar.

A raíz del incendio, las cuatro víctimas sufrieron quemaduras de entre el 70 y el 90 por ciento de su cuerpo, y fueron trasladadas a distintos centros asistenciales donde primero falleció Mojfiuk, luego su esposo y finalmente la hija.

Dejá tu comentario