Febrero en la costa: reservas sólo llegan al 40% en hoteles

Información General

Pese a que bajan los precios un 25%, los complejos no evidencian demasiadas concreciones. Ya hay aparts que prevén cerrar a fines de enero

En la costa ya piensan en febrero y la realidad preocupa. Lo cierto es que en algunos balnearios como Cariló y Pinamar registran una ocupación muy baja para dentro de tres semanas.

“Es un panorama sombrío, hay muy pocas reservas. De hecho, hay tres aparts que piensan en cerrar el 31 de enero porque no hay demanda...”, aseguró Pedro Marinovic, presidente de la Asociación Hotelera y Gastronómica de Pinamar. “Nos hizo mucho daño la ola de rumores de que Pinamar iba a cerrar y tuvimos cancelaciones, estamos muy preocupados”, sentenció.

Pese a que los precios en febrero históricamente suelen bajar, aproximadamente un 25% con respecto a enero, las reservas al día de hoy no muestran que esto genere fuerte interés en las vacaciones.

“Por ahora, la demanda viene lenta. Está habiendo muchas consultas para la primera quincena, para la fecha de carnaval, pero hoy el porcentaje de reservas para febrero está entre un 30 y un 40%”, sostuvo Fabián Salvucci, Vicepresidente de la filial Pinamar-Cariló de la Asociación de Hoteles de Turismo. “La gente se está decidiendo muy sobre el momento para venir, porque está monitoreando qué sucede minuto a minuto con las restricciones, los contagios, etc”, agregó.

De acuerdo al reciente decreto firmado por el intendente de Pinamar, Martín Yeza, para acompañar la decisión del gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, toda la actividad comercial de Pinamar se suspende hasta el 31 de enero, de 1 a 6 de la mañana. De todas maneras, no se sabe aún si la medida continuará para el próximo mes, situación que estará atada a la evolución de los contagios.

Si bien en Pinamar, que cuenta con un público más nocturno y joven, aseguran que la medida perjudicará a ciertos locales, en Cariló, que es un ambiente más familiar y menos nocturno, los hoteleros prevén que las reservas no se modifiquen para esta quincena y que en algún momento, no tan lejano, comiencen a mejorar.

Si bien los hoteles se reconvirtieron y adaptaron a la nueva normalidad bajo estrictos protocolos de higiene y limpieza, hoy muchos de ellos están atravesando una profunda crisis, en especial aquellos complejos de más bajas categorías por la falta de público. Quienes están un poco mejor, son los hoteles y aparts más premium. Cabe destacar que los meses de verano son los que mantienen en pie a la mayoría de estos complejos.

Pinamar tiene 330.000 plazas. El 90% son inmobiliarias, es decir de casas y departamentos y el 10% restantes son hoteleras, los cuales hoy esperan con ansias activar el flujo de turistas para lo que resta del verano.

Dejá tu comentario