Procesan a "motochorros" que atropellaron y mataron a rugbier

Información General

Los dos "motochorros" detenidos tras atropellar y matar al rugbier Agustín Sartori en el barrio porteño de Palermo luego de robarle las carteras a dos mujeres continuarán detenidos.

La medida fue dispuesta por la jueza de instrucción Susana Castañera, quien procesó con prisión preventiva a Pedro Calabresi (29) por "robo consumado en dos ocasiones en concurso real con homicidio culposo" y a Santiago Segunda (27) por los dos robos.

Al primero se le trabó un embargo por 100.000 pesos y al otro por 15.000 y pese a que los delitos son excarcelables, continuarán presos por ahora porque ambos tienen antecedentes penales, explicaron los voceros consultados.

De acuerdo con las constancias del expediente, Calabresi era el conductor de la moto y por eso se le imputa el homicidio, mientras que a Segunda sólo se le atribuyen los robos.

Para ordenar que ambos continúen detenidos, la jueza tuvo en cuenta ambos tienen antecedentes penales y que incluso Calabresi fue condenado por dos robos calificados por el uso de armas, tenencia de armas de guerra y resistencia a la autoridad.

Este hombre fue condenado por el Tribunal Oral en lo Criminal porteño 9 el 30 de agosto de 2007 a seis años de prisión, pero el 11 de diciembre de ese año accedió a la libertad condicional. La defensa de ambos imputados ya pidió la excarcelación de sus asistidos, que deberá ser resuelta por la magistrada.

Sartori (19) era tercera línea del club de rugby Centro Naval, estaba a punto de ingresar al seleccionado nacional juvenil "Los Pumitas" y era hijo del teniente coronel Juan Pedro Sartori, ex jefe de la custodia de la Quinta de Olivos y de la Casa Rosada.

Su muerte se produjo el 23 de junio frente al Hospital Militar Central, en Luis María Campos y Benjamín Matienzo, cuando fue atropellado por dos delincuentes que iban a bordo de una moto. Como consecuencia del impacto, Sartori sufrió politraumatismos, uno de ellos severo en la cabeza, que le provocaron la muerte antes de que pudiera ser asistido en el Hospital Fernández.

En tanto, los dos asaltantes fueron detenidos en el lugar y fueron internados en los hospitales Pirovano y Fernández. Los investigadores determinaron luego que habían robado a una mujer en la zona de Barrancas de Belgrano, donde le rompieron la ventanilla del acompañante de su auto Mazda y le robaron la cartera.

Luego, a unas 10 cuadras de allí, en Soldado de la Independencia y Teodoro García, cometieron el mismo ilícito contra otra mujer que iba en un Peugeot 406 y escaparon.

Con las carteras en su poder, los delincuentes huyeron a bordo de una moto a toda velocidad pero a pocas cuadras atropellaron al joven, que había ido al Hospital Militar para un tratamiento kinesiológico por un problema en una de sus rodillas. Frente a ese centro de salud, tres días después del accidente, familiares, amigos y compañeros de Sartori realizaron una marcha en reclamo de justicia y pidieron que si hay testigos del hecho se presenten a declarar.

Es que los allegados a la víctima buscan a personas que hayan presenciado el hecho para que la jueza pueda cambiar la carátula de la causa a "homicidio con dolo eventual", es decir, que los motochorros debieron representarse que podían causar un daño mayor al robar y escapar a toda velocidad con la moto. Ese delito prevé una pena mayor, de 8 a 25 años, en caso de que recaiga una condena contra los acusados.

Dejá tu comentario