13 de diciembre 2012 - 09:36

Renunció el jefe de la Policía Federal y ya tiene reemplazo

Enrique Capdevila.
Enrique Capdevila.
El comisario general Román Di Santo fue nombrado como nuevo jefe de la Policía Federal, luego de que la presidente Cristina de Kirchner aceptara la renuncia de su antecesor, Enrique Capdevila, luego de los incidentes registrados ayer en el Obelisco y en la Casa de Tucumán porteña.

Así lo confirmó en un breve comunicado en Casa de Gobierno el secretario de Comunicación Pública y portavoz presidencial Alfredo Scoccimarro, en el que además anunció que el comisario general Héctor Tebes será el nuevo subjefe de la Federal, ya que también Alejandro Di Nizo decidió dar un paso al costado en respaldo a Capdevila.

Asimismo la jefa de Estado dispuso que Esteban Montenegro sea designado como nuevo director nacional de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), que estaba vacante tras la reubicación de Julio Postiglioni como subsecretario de Control de Sustancias Psicoactivas de la Sedronar.

De esta forma, por diferentes motivos, en menos de tres meses se cambiaron los jefes de las cuatro fuerzas de seguridad: Policía Federal, Gendarmería, Prefectura Naval y la Policía de Seguridad Aeroportuaria.

En el caso de Gendarmería y Prefectura, Enrique Zach y Luis Alberto Heiler reemplazaron a Héctor Bernabé Schenone y Oscar Adolfo Arce, respectivamente, luego del conflicto por la mala liquidación de salarios de suboficiales.

Di Santo viene de desempeñarse en la cúpula de la fuerza como superintendente de Comunicaciones Federales desde la creación del Ministerio de Seguridad y es un hombre que tiene el respaldo de Nilda Garré.

De hecho varias veces se rumoreó con la salida de Capdevila y se lo ubicó a este jefe como el principal candidato a sucederlo.

Por su parte, Tébes, ascendido este año a comisario general, viene de desempeñarse como superintendente Metropolitano desde mediados de 2011 (antes era el titular de Personal), cuando fue nombrado como reemplazo del uniformado saliente Hugo Lompizano, imputado en la causa por el crimen del militante del Partido Obrero Mariano Ferreyra.

El flamante subjefe de la Federal es un hombre muy cercano al secretario de Seguridad, Sergio Berni, por lo que la Presidenta dispuso para ocupar los dos cargos principales de la cúpula policial a dos comisario generales cercanos a Garré y Berni.

Capdevila había presentado en las últimas horas su renuncia al cargo, luego de los incidentes registrados el miércoles en el Obelisco y en la Casa de Tucumán porteña, y durante toda esta jornada Cristina Kirchner y la ministra de Seguridad evaluaron si se la aceptaban o no.

Sobre ese último episodio, el ministro de Seguridad porteño, Guillermo Montenegro, denunció que la Policía Federal tuvo "una actitud pasiva" ante los disturbios, que incluyeron saqueos a comercios.

"Hubo una actitud pasiva de la Policía Federal", se quejó Montenegro, en el marco de una nueva polémica entre la gestión de Mauricio Macri y el Gobierno nacional.

Para el ministro porteño, "la presencia policial tiene que ser activa y proactiva" y si los efectivos están ante "la comisión de delitos" deben "participar" para poner fin a esas situaciones.

La Presidenta y la ministra participaron por la noche en un acto en Benavídez y allí dispusieron los cambios, que luego fueron comunicados a la prensa.

Fuentes policiales informaron a Noticias Argentinas que la dimisión de Capdevila se produjo luego de una reunión con Berni, con quien tuvo una fuerte discusión en medio de los cuestionamientos que le efectuó el funcionario por los disturbios registrados en el centro porteño.

De hecho, el jefe de la Federal le dejó la renuncia en el escritorio y se retiró.

En tanto, la cúpula de la fuerza mantuvo una reunión este jueves para respaldar a Capdevila y de hecho se lo hicieron saber a la ministra, quien durante la tarde se reunió para tratar este tema.

Garré participó del acto por el egreso de los cadetes en la Escuela de Oficiales Juan Angel Pirker, donde evitó referirse a la renuncia de Capdevila.

Justamente, la máxima autoridad de la Federal no asistió al acto y en su lugar fue el entonces subjefe Di Nizo, quien hasta ese momento estaba a cargo de la fuerza.

Berni, por su parte, sólo se limitó a señalar -en declaraciones a radio El Mundo- que desde el miércoles a la noche están "trabajando con la renuncia de Capdevila".

Los hechos se precipitaron este miércoles cuando Berni se reunió con Capdevila tras los incidentes en la Casa de Tucumán y el Obelisco porteño con hinchas de Boca y habrían mantenido una fuerte discusión.

El secretario de Seguridad y número dos del Ministerio fue duramente cuestionado por sectores de la oposición y por los mismos funcionarios del Gobierno debido a la actitud adoptada por los efectivos mientras se producían los destrozos.

Según pudo saber NA, el operativo relacionado a ambas marchas habría sido organizado por Berni y por el director de Operaciones de la Federal, comisario inspector Guillermo Calviño.

Este tipo de decisiones "son habituales cada vez que hay marchas en la Ciudad" de las que se ocupa "Berni con Calviño", reveló una fuente de la cúpula policial.

Luego de la dimisión Cristina Kirchner se comunicó con Berni y Garré para ponerse al tanto de la situación y fue quien finalmente tomó la decisión.

Capdevila se había hecho cargo de la fuerza en diciembre de 2010 en reemplazo de Néstor Valleca, quien había estado al frente durante seis años y medio y fue desplazado a partir de la llegada de Garré al Ministerio de Seguridad.

Dejá tu comentario

Te puede interesar