Semana Santa: pese al avance del covid, esperan alta ocupación en la costa

Información General

Prevén una fuerte llegada de turistas en las playas. Las autoridades piden mantener los recaudos para que no se disparen los contagios. Las casas en Cariló oscilan entre los 800 y los 1.000 dólares.

Semana Santa llega teñida de incertidumbres y miedos. Frente a una segunda ola y nuevas medidas de restricción para evitar la circulación del virus, habrá menos viajes al exterior y las escapadas estarán concentradas a nivel nacional.

A diferencia del año pasado, que el fin de semana largo de Pascuas fue de estricta cuarentena, este año la costa argentina será la gran protagonista de los feriados.

Los hoteles de Cariló aguardan entusiasmados la llegada de miles de turistas, mientras que con un poco menos de afluencia, se encuentran los balnearios cercanos, como, por ejemplo, Pinamar.

“Manteniendo la tendencia que fue el verano, picó en punta Cariló, los asociados consultados están prácticamente llenos, mientras que en Pinamar, Ostende y Valeria vienen por ese camino; se espera en general mucha gente para Semana Santa”, aseguró Fabián Salvucci, vicepresidente de la filial Pinamar-Cariló de la Asociación de Hoteles de Turismo.

Los hoteleros esperan que Cariló sea la gran ganadora de este fin de semana, ya que las reservas están alrededor del 75% y aseguran que pueden llegar a concretarse algunas más, especialmente si el pronóstico muestra que el buen clima acompaña.

“La ocupación viene muy bien; ahora estamos con reservas en un 75%, pero esperamos llegar al 100%. Generalmente, en Semana Santa se ocupan primero los hoteles, luego las casas grandes que se comparten en familia y con amigos, y después las casas más chicas”, aseguró Silvia Melgarejo, titular de Constructora del Bosque.

En cuanto a los precios, una casa en Cariló para 6 personas para una estadía desde el jueves hasta el domingo oscila entre los 800 y los 1.000 dólares. Precios similares se manejan en el barrio cerrado Costa Esmeralda, donde la estadía por día cotiza entre los 150 y 200 dólares, así como en el flamante complejo North Beach, un barrio cerrado con departamentos frente al mar.

Cabe destacar que, al igual que sucedió en el verano, habrá menos oferta ya que muchos propietarios no residentes aprovecharán el fin de semana largo para disfrutar de la costa argentina.

Por su parte, en Pinamar para esta fecha la demanda es generalmente un poco más baja que en Cariló. De todas maneras, hoy las reservas en los hoteles están alrededor del 65%, por lo que el entusiasmo del sector está firme tras un 2020 devastador. “Estamos muy expectantes para el fin de semana largo ya que vienen muchos propietarios no residentes y, por otro lado, a nivel hotelero estamos con buenos índices de reservas a la fecha”, sostuvo Juan Ibarguren, secretario de Turismo y Desarrollo Económico de Pinamar. “Estamos haciendo mucho hincapié en mantener los recaudos para que podamos seguir disfrutando del turismo interno todo el año”, finalizó.

Tal como sucedió en el verano, quienes pasen 4 días a más de 150 kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires deberán testearse al regresar.

Dejá tu comentario