Suben a 4 los muertos por huracán Ida en EE.UU.

Información General

Los estados de Luisiana y Misisipi hicieron ayer un balance del desastre causado en Estados Unidos por el huracán Ida, mientras el retroceso de las aguas comenzó a revelar el alcance total de los daños en la costa del Golfo de México y la cifra de muertos subió a cuatro.

La ciudad de Nueva Orleáns seguía sin electricidad casi dos días después de que Ida azotara la costa de Luisiana como tormenta de categoría 4, exactamente 16 años después de que el devastador huracán Katrina, que mató a más de 1.800 personas, tocó tierra.

“La evaluación completa de los daños podría llevar varios días, ya que muchas áreas son actualmente inaccesibles”, dijo el proveedor de energía Entergy.

Se han confirmado cuatro muertes cuando rescatistas comenzaban a desplegarse en botes y vehículos todoterreno para buscar comunidades aisladas por el ciclón. Un hombre también desapareció después de aparentemente resultar muerto por un caimán.

Imágenes de personas sacadas de automóviles inundados y fotos de casas destruidas aparecieron repetidamente en las redes sociales, mientras que el daño en Nueva Orleans seguía siendo limitado.

Los responsables del aeropuerto de Nueva Orleans dijeron que todos los vuelos entrantes y salientes programados para el martes fueron cancelados, mientras que las diferentes aerolíneas habían cancelado casi 200 vuelos el miércoles.

Ida, que ahora ha sido degradada a depresión tropical, dejó sin electricidad a más de un millón de propiedades en Luisiana, según el rastreador de apagones PowerOutage.us.

Una persona murió por la caída de un árbol en Prairieville, mientras que una segunda víctima fatal perdió la vida tratando de conducir a través de las inundaciones a unas 60 millas (95 kilómetros) al sureste de Nueva Orleans, informaron las autoridades.

En Misisipi, que ha sido azotado por lluvias torrenciales, un colapso de una carretera dejó dos muertos y 10 heridos, incluidos tres en estado crítico, sostuvo la patrulla de carreteras del estado.

Se espera que el número de muertos aumente aún más, advirtió el vicegobernador de Luisiana, Billy Nungesser, especialmente en las áreas costeras.

Dejá tu comentario