Europa abre el turismo para "salvar" la temporada de verano

Información General

Mientras el Coliseo Romano recibe a los primeros visitantes pospandemia, España flexibiliza su oferta de sol y playa, Francia abre bares y restaurantes y permite vuelos de cabotaje. Italia avanza hacia la apertura total dentro del país.

Los números que mueve el turismo en la UE son gigantes: casi 3 millones de empresas vinculadas al sector que generan 27 millones de empleos directos o indirectos. La industria aporta un 10% del PIB anual de la Unión Europea según datos oficiales.

El coronavirus provocará una contracción de la demanda de casi el 50% en todo 2020 y el sector no verá una recuperación de los niveles previos al Covid-19 hasta 2023, según estiman los especialistas. Sin embargo, de apoco Europa comienza a flexibilizar una de sus principales industrias, la de los viajes, el turismo y el ocio. La idea es "salvar" la temporada de verano.

Los primeros en abrir fueron España y Francia. Se sumarán mañana Italia y se estima que esto provocará un efecto dominó al resto de los países de la región.

Ayer, la postal es las calles francesas fue distinta a la de meses previos. Los cafés y restaurantes volvieron a abrir, símbolo de una vuelta a la normalidad paulatina. En los sectores de mayor concentración de gente de París, donde el virus sigue circulando de modo más intenso, sólo se puede servir en las terrazas, pero en el resto de la ciudad y del país los comercios gastronómicos pueden acoger a los clientes casi normalmente, con los debidos protocolos vigentes en cada caso.

La industria de la gastronomía estaba cerrada desde el 17 de marzo, cuando comenzó el confinamiento general decretado por el gobierno para frenar el brote de covid-19, un duro golpe para la economía. Pero gracias a una caída desde hace unas semanas del número de decesos, el gobierno autorizó la reapertura de todos los establecimientos en Francia, bajo estrictas normas de precaución. Los franceses también recuperaron hoy la libertad de viajar a cualquier punto del área continental.

Paseos y museos emblemáticos

Por otra parte, varios sitios emblemáticos del turismo mundial comenzaron a acoger unos pocos visitantes. El Coliseo en Roma recibió unas 300 personas que habían reservado online, una cifra muy inferior a los 20.000 turistas diarios que solía recibir el monumento. "Aprovechamos la ausencia de turistas extranjeros para pasear", dijo Pierluigi, un romano que visita por primera vez el monumento.

museo bilbao.jpg
Una madre pasea con su hija en las afueras del Museo Guggenheim en Bilbao.

Una madre pasea con su hija en las afueras del Museo Guggenheim en Bilbao.

En España, en donde por primera vez en meses hubo un día sin fallecidos, reabrió el Museo Guggenheim en Bilbao, mientras en Estambul renacía el Gran Bazar. "La vida continúa y ahora estamos esperando el regreso de los clientes", dijo Yasar Sabuncu, uno de los 30.000 comerciantes de este enorme mercado cubierto. En Madrid, los tres museos más importantes - El Prado, el Thyssen-Bornemisza y el Reina Sofía- volverán a abrir al público el próximo sábado.

Sol, arena y mar

Los españoles también acuden a las playas que reabrieron para los locales salvo las cercanas a Barcelona, zona aún considerada de riesgo. El turismo representa uno de cada ocho empleos en España, el segundo destino más visitado del mundo después de Francia, y aporta más del 12% del PIB de ese país. Sin embargo, los ingresos del sector cayeron casi a la mitad entre enero y abril y España no recibió ni un solo visitante el mes pasado por el confinamiento.

Sin cuarentena obligatoria

El siguiente paso lo dará Italia. El gobierno de Giuseppe Conte dará mañana miércoles uno de los últimos pasos hacia la normalización total de actividades con la habilitación de los desplazamientos entre las distintas regiones del país, así como la luz verde a la llegada de visitantes desde los países miembros del espacio Schengen de libre circulación continental, sin que tengan que hacer la cuarentena de 14 días obligatoria.

La liberación de los desplazamientos es vista como un fuerte guiño a la industria del turismo, un sector que aporta el 13% del Producto Bruto Interno, y que espera reactivar la actividad de cara a la temporada veraniega, luego de casi tres meses sin la llegada de visitantes extranjeros por las medidas de restricción vigentes desde el 10 de marzo.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario