Un actor y su representante, la primera pareja gay casada en la Ciudad

Información General

Un actor y un representante artístico de la ciudad de Buenos Aires y un arquitecto y un empleado administrativo de Santiago del Estero estrenaron la nueva ley que permite el matrimonio entre personas del mismo sexo, durante una jornada calificada de "histórica" por los protagonistas.

Con un fuerte despliegue periodístico y la presencia de reconocidos artistas, se realizó la primera boda porteña en el barrio de Palermo. "Quedan unidos en legítimo matrimonio", fue la frase agigantada por su significación histórica, que pronunció la jueza Adriana Vinacurt en el Registro Civil porteño de Coronel Díaz y Berutti, luego del `sí` que dieron el manager Alejandro Vanelli y el actor Ernesto Larrese.

Dos horas antes en la localidad santiagueña de Frías -a 160 kilómetros de la capital provincial- Luis David Navarro y Miguel Angel Calefato celebraron más íntimamente lo que efectivamente fue el primer matrimonio del país.

En el marco de una fuerte emoción y del discurso que pronunció la jueza porteña en defensa de la ley 26.618 de matrimonio igualitario, Larrese y Vanelli expresaron su felicidad y agradecimiento "por lograr un derecho para todos que nos era negado y que mucha gente sufrió por esta discriminación".

"Hace tres años vinimos a este mismo Registro Civil y tuvimos que presentar un amparo", recordó Vanelli profundamente emocionado. Larrese agradeció a la Federación de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans (FALGBT), la organización impulsora de la nueva ley, y señaló que "ya hay más de 200 turnos pedidos" para casamientos de parejas homosexuales.

A los que tienen fobias, les digo que no tengan miedo, no va a pasar nada, lo que viene es más amor, más libertad", dijo. "En lo personal aprendí de Alejandro el arte de amar", dijo el actor visibilizando el amor entre los dos, luego de que su pareja tuviera expresiones similares que dejaron en claro el fuerte lazo que los une.

En este sentido, los testigos del casamiento, tres de los cuales fueron los actores Gerardo Romano, Carlos `Boy` Olmi y Mercedes Morán, coincidieron en destacar que "mientras ustedes -Alejandro y Ernesto- permanecieron juntos durante 35 años nosotros nos separamos y nos juntamos varias veces".

Los contrayentes porteños dieron el `si` en medio de gritos de ¡Bravo! y aplausos, tras lo cual se pusieron las alianzas, se dieron un beso y recibieron la libreta roja. La jueza, también emocionada y agradecida por "la labor de las organizaciones", dijo que "es la primera ceremonia que realizamos con la ley de matrimonio igualitario" y aseguró que estaba "orgullosa del país, primero en Latinoamérica y décimo en el mundo" que tiene esta ley.

"Después de 35 años que Alejandro y Ernesto están juntos, esta ceremonia no sólo es de matrimonio sino de un logro que hace mucho querían", dijo la jueza, quien aclaró que "ellos me solicitaron que yo los case. Preparé el discurso porque quería dejarles un lindo recuerdo".
Para los cónyuges, los familiares, los testigos y el conjunto de los asistentes a la boda, esta ceremonia es "un hecho histórico".

Esteban Paulón, secretario de la FALGBT, dijo que "esto significa que empieza a caminar la ley que nos costó tanto trabajo y hoy, con el primer matrimonio, termina de tomar dimensión humana aquello que debatíamos y que parecía tan abstracto".

"Es una emoción enorme, es la sensación de misión cumplida, de que a partir de esto es un derecho efectivo, que no hay marcha atrás", dijo, y agregó que la gran cantidad de solicitudes de matrimonios "es la prueba más clara de que esta ley era una necesidad concreta y que el Estado dio una respuesta correcta al garantizar la igualdad de oportunidades para todos y todas".

En este mismo sentido se expresó María Rachid, titular de la Federación, quien agradeció a los cónyuges que "son protagonistas de esta lucha por la igualdad".

Desde Frías, José Luis David Navarro y Miguel Angel Calefato, contaron que estaban "muy impacientes y no veíamos la hora de unirnos en matrimonio", aunque aclararon que "nuestra vida no va a cambiar en nada, porque nunca ocultamos nuestra relación, todos saben que vivimos en pareja hace más de 27 años".

"Todo fue un trámite, pero mucho más emocionante de lo que nos habíamos imaginado", evaluaron, tras dejar el Registro Civil de la ciudad, donde se reunieron un centenar de amigos y familiares.

La nueva ley, sancionada el 15 de julio, formaliza una situación que se viene registrando desde el 1 de diciembre de 2009, cuando Alex Freyre y José María Di Bello recibieron su libreta de matrimonio en Tierra del Fuego. A ellos, dos grandes defensores de los derechos homosexuales, le siguieron otras ocho parejas que también debieron recurrir a la justicia para lograr casarse y que dejaron el precedente que ayudó a concientizar sobre la necesidad de legalizar el matrimonio para todos y todas.

Dejá tu comentario