Violencia en la Costa: batalla campal en Pinamar y un joven grave en Mar del Plata por una pelea

Información General

Fiestas multitudinarias, concentraciones en las playas sin distanciamiento social y falta de tapabocas, especialmente entre los jóvenes son moneda frecuente. Pero también se agregan episodios de violencia. 

La Costa Atlántica bonaerense viene dejando imágenes preocupantes este verano por la falta de precauciones ante la pandemia de Covid-19. Fiestas multitudinarias, concentraciones en las playas sin distanciamiento social y falta de tapabocas, especialmente entre los jóvenes son moneda frecuente. Pero también se agregan episodios de violencia.

Ayer se conocieron imágenes de una batalla campal ocurrida en la playa Boutique de Pinamar, en las que se ven a varios jóvenes peleando y una multitud observando. De momento no se informaron heridas de gravedad.

Feroz batalla campal en Pinamar_ jóvenes a las trompadas en la playa.mp4

Además, un joven de 20 años, oriundo de la Ciudad de Buenos Aires, resultó gravemente herido al ser golpeado madrugada del martes durante una pelea registrada en el interior de un boliche de la ciudad de Mar del Plata, y por el hecho fueron detenidos dos personas que ya no estaban en la ciudad balnearia.

Fuentes policiales informaron que los dos apresados sospechosos, oriundos de Rosario, fueron interceptados este martes por la tarde por personal del Destacamento Vial Zárate en el kilómetro 94.500 de la Ruta 9 cuando iban a bordo de un BMW M2 color blanco.

En el vehículo que conducían los sujetos también se encontraba una joven de 22 años con la cual las autoridades decidieron no imponer medidas al respecto, por lo que quedó en libertad.

Ambos detenidos fueron identificados como Andrés Guillermo Bracamonte, de 21 años, quien es hijo del líder de la barra brava de Rosario Central Andrés "Pillín" Bracamonte, y Gabriel Galvano, de 23.

De todas maneras, fuentes judiciales señalaron a NA que el fiscal Paulo Cubas, titular del área de Resolución Temprana de Conflictos, investiga si el futbolista de Arsenal de Sarandí Matías Belloso, hijo del exjugador y dirigente de la Conmebol Gonzalo Belloso, participó de la agresión.

Los investigadores sospechan que Belloso se bajó en una localidad del sur del Conurbano, donde vive, y que por eso no estaba en el auto con Bracamonte, Galvano y la joven al momento de las detenciones.

Los imputados serán trasladados a Mar del Plata y en el transcurso del miércoles los indagará el fiscal Cubas, en el marco de la acusación que pesa en su contra por el delito de "lesiones graves en ocasión de riña".

El grave incidente ocurrió en el interior del boliche Ananá, del complejo La Normandina, donde Matías Montín habría sido atacado por un grupo de turistas de la ciudad de Rosario, por causas que no se habían establecido.

De acuerdo con la información difundida por el sitio del diario La Capital, el joven se encontraba junto a unos amigos en la burbuja del VIP de la disco.

En esas circunstancias, se produjo una discusión con los rosarinos, que se encontraban en otra de las burbujas dispuestas por el distanciamiento obligatorio instaurado por la pandemia del coronavirus.

Enseguida se produjo una pelea, durante la cual Montín recibió el impacto de un botellazo en la cabeza y recibió graves heridas.

"Matías se acercó para consensuar, para que no haya una pelea y le partieron una botella en la cabeza", señaló Carlos Montín, el padre del joven en declaraciones efectuadas al mismo medio.

Sobre el origen de la pelea, el hombre señaló que "uno de los amigos de Matías fue al baño y un chico de otro grupo le pegó en la boca".

"Los amigos de Matías salieron de ahí, le dijeron y cuando él se acercó para hablar no pudo hacerlo: le partieron una botella de champagne por la cabeza", añadió.

"Le pegan con una botella en la frente, le abren la frente y ahí le pegan en la cabeza y le quiebran el cráneo. A pesar de todo ese le revolean otra botella que le da en el cara", añadió.

El joven fue asistido en el lugar por socorristas del boliche y luego llevado de urgencia al Hospital Privado de Comunidad (HPC), donde permanecía internado.

"Está consciente, pero le puede pasar cualquier cosa", agregó Carlos Montín sobre el estado de su hijo.

Dejá tu comentario