Ambito Nacional

Inoportuno: Moody's alerta por riesgo de default de Buenos Aires

La calificadora atizó de esta manera la pelea central entre los candidatos a la gobernación, Vidal y Kicillof. Señala que deuda creció en últimos años.

A once días de las elecciones generales, un informe de la agencia de rating Moody’s sobre la situación financiera de Buenos Aires volvió a agitar el fantasma del riesgo del default de la deuda provincial, uno de los principales ejes de la campaña del candidato del Frente de Todos, Axel Kicillof.

“La suerte de la deuda provincial está muy atada y no es distinta de la nacional. Viene con garantía de Nación, entre otras cosas, y los dólares vienen de las mismas reservas”, alertó días atrás el también exministro de Economía de la Nación durante el Gobierno de Cristina de Kirchner.

La respuesta a esas críticas llegó enseguida desde la propia María Eugenia Vidal: “La deuda de la provincia es de u$s12.000 millones, pero se ve en obras. La deuda de Daniel Scioli era de u$s11 mil millones cuando se fue. Porque dijo que era de u$s9 mil millones, pero había mucha deuda no registrada. Hoy la nuestra está en u$s12 mil millones. Y está en obras, incluso en obras que se van a terminar en el próximo mandato, como las del río Salado”, detalló la mandataria que, además, le recordó a Kicillof que las autorizaciones para toma de deuda durante su Gobierno se realizaron con el acompañamiento y el consenso legislativo del peronismo.

Para la calificadora, “la provincia de Buenos Aires afronta desafíos significativos para lo que resta de 2019 y 2020 debido a su elevada exposición a deuda en moneda extranjera, un perfil de vencimientos desafiante y una base económica debilitada en medio de mayores riesgos sistémicos por parte del Gobierno de Argentina”.

Según datos oficiales del Ministerio de Economía de la provincia, cuando Vidal asumió la gobernación, la deuda era de casi u$s9.400 millones; en 2017 llegó a los casi u$s13.700 millones y luego bajó a u$s12.000, según los últimos datos disponibles del primer trimestre de 2019. Un stock de deuda en moneda extranjera que representa el 80% de los pasivos bonaerenses, según un informe reciente del Observatorio de Coyuntura Internacional y Política Exterior. Ese mismo organismo señala, por caso, que además de Buenos Aires, los distritos más comprometidos en materia de deuda en dólares son Córdoba, Santa Fe, Chubut y Neuquén, de acuerdo con el calendario de vencimientos previsto de aquí a 2023.

En otra parte del análisis, Moody’s señala que “en 2015 Buenos Aires comenzó a emitir deuda en mercados internacionales. Desde entonces, la proporción de la deuda en moneda extranjera con la deuda total ha aumentado al 80% en 2018 desde 60% en 2015”.

“Cualquier volatilidad adicional de la moneda extranjera aumentará sustancialmente el apalancamiento de la provincia, que recibe ingresos en el mercado local”, concluye.

El informe de la agencia fue elaborado en sobre la base de preguntas:

¿Por qué el riesgo de default de la provincia de Buenos Aires se incrementó recientemente?

Moody’s prevé que Argentina permanecerá en recesión hasta 2020 y deberá seguir afrontando volatilidad financiera, condiciones de financiamiento ajustadas y un nivel de inflación alto y persistente. En este contexto, la provincia de Buenos Aires deberá afrontar un mayor riesgo de default debido a:

1) su alta susceptibilidad a la volatilidad del tipo de cambio dada su alta cuota de deuda denominada en moneda extranjera;

2) su vulnerabilidad a condiciones financieras ajustadas;

3) su debilitada situación fiscal debido a una menor recaudación impositiva y los desafíos que deberá enfrentar para cubrir sus gastos.

¿Por qué Moody’s considera que la provincia tiene un perfil fiscal más débil que la Ciudad de Buenos Aires?

La base económica de la provincia de Buenos Aires se ha deteriorado más que la de CABA. La provincia tiene mayores niveles de desempleo y pobreza, una mayor dependencia de transferencias federales, resultados financieros más volátiles y una estructura de gastos menos flexible. La ciudad, por otro lado, está mejor posicionado para enfrentar riesgos sistémicos debido a su mayor autonomía y fortaleza fiscal, menor exposición a deuda en moneda extranjera y menores riesgos de refinanciamiento.

¿Por qué entonces la provincia de Buenos Aires y la Ciudad están calificadas en el mismo nivel (en revisión para una posible baja de calificación)?

Moody’s considera que la calidad crediticia de todos los gobiernos regionales y locales (provincias y municipios) en Argentina están limitados por su entorno operativo y sus potenciales riesgos sistémicos, que están incorporados en la calificación soberana.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario