Levité se suma a la categoría de gaseosas de la mano de Fizz

Lifestyle

La marca líder de aguas saborizadas de Danone, prevé producir 10 millones de botellas al año, lo que equivale a 18.5 millones de litros.

Levité, marca de aguas saborizadas de Danone, lanzó Levité Fizz y se suma a la categoría de gaseosas. La propuesta livianamente gasificada se presenta en sabor pomelo y limón, está elaborada con agua mineral natural, lo que implica superioridad en términos de calidad y salubridad. La compañía prevé producir 10 millones de botellas al año, lo que equivale a 18.5 millones de litros.

“Esta apuesta tiene como objetivo acercar una novedad y también ofrecerles a los consumidores una nueva opción a la hora de buscar una bebida refrescante, ideal para aquellos que buscan probar experiencias al momento de poner una bebida en la mesa”, sostiene Diego Páramos. director de Marketing de Aguas Danone.

Como parte del acompañamiento que Danone realiza desde 2014 a pequeños productores de Chaco, los pomelos y limones utilizados para la elaboración de Levité Fizz provienen de sus cultivos. De esta forma, la compañía sigue poniendo en valor las economías regionales e impulsando el desarrollo de comunidades locales.

Según una encuesta realizada por la marca y liderada por una consultora de investigación de mercado a consumidores de gaseosas durante febrero de 2021, el 90% destaca a Levité Fizz como una opción rica y refrescante; un 89% indica que es ideal para acompañar las comidas, mientras que un 86% destacan que al ser livianamente gasificada no genera hinchazón.

Levité Fizz se fabrica en la planta de Chascomús y está disponible en puntos de venta de todo el país sabor pomelo y limón, en sus dos versiones: 2.25 litros y 575 ml.

Más de dos décadas en la Argentina

Danone lleva más de 25 años en Argentina. Su misión es brindar salud mediante la producción y distribución de productos de extrema calidad y superioridad en sus 3 negocios: lácteos, nutrición y aguas. En este último segmento trabaja las marcas Villavicencio, Villa del Sur, Levité y Brío, en sus dos plantas de embotellado: Villavicencio en el partido de Las Heras, en Mendoza y Villa del Sur en Chascomús, Provincia de Buenos Aires.

La compañía trabaja constantemente en el desarrollo e innovación de sus fórmulas para sumar nutrientes positivos a los alimentos y reducir los críticos (azúcares y sodio). A lo largo de los años se han logrado reducciones de azúcar en los portfolios de hasta 62% en algunas líneas de producto (lácteos y aguas saborizadas).

Marca con impacto

Aguas Danone cuenta con certificación B desde 2017. Ser una empresa B significa operar dentro de un nuevo paradigma: hoy una empresa líder es aquella capaz de crear valor social y ser agente de cambio. “Es aquella que puede promover, articular, cocrear y planificar la gestión de iniciativas sustentables, innovadoras y con perspectiva circular para abordar los desafíos sociales, ambientales y económicos”, continúa Páramos y sigue: “nuestro propósito es brindar salud a través de nuestras aguas puras y saborizadas a la mayor cantidad posible de personas en el mundo, cuidando el planeta es, en sí mismo, un propósito de triple impacto”.

danone.jpg

Cabe aclarar que Villavicencio es la única marca de agua natural de manantial con dicha certificación, por haber alcanzado los más altos estándares de desempeño social y ambiental, transparencia y responsabilidad.

“Trabajamos fuerte día a día para ofrecer productos de máxima calidad que brinden salud a través de la alimentación, la hidratación y la nutrición a la mayor cantidad de personas posible cuidando también el planeta. Escuchamos constantemente sus necesidades y nos adaptamos a sus demandas innovando y adaptando nuestro portafolio para que sea accesible a todas las realidades”, cuenta el director de Marketing de Aguas Danone.

La calidad juega un papel fundamental al igual que el producto sea saludable y seguro; y todo esto en un contexto sumamente desafiante, en donde la accesibilidad es primordial en cualquier decisión de compra. “Por eso, en Danone trabajamos fuertemente en esta línea, dando respuesta a las demandas del contexto”, agrega Páramos.

Objetivos ODS

Danone está alineada a 9 de los 17 ODS de Naciones Unidas. Sus marcas apuntan a crear valor a través de propósitos relevantes para la comunidad, abordando problemas como el cambio climático, el acceso a agua potable, la protección y regeneración de los ecosistemas, y el manejo adecuado de los residuos de los envases.

El objetivo 2025 es ser empresa B certificada local y globalmente, en sus 3 negocios. El 62% de la venta mundial de Danone proviene de los negocios certificados B-Corps. “Consideramos que es muy importante que las marcas abracen un propósito que sea su razón de existir y sea natural a su concepción. Así, por ejemplo, desde Villavicencio trabajamos en pos de la conservación y protección de naturaleza y junto a Villa del Sur trabajamos en diversos proyectos de acceso al agua segura en diferentes comunidades de nuestro país”, remarca Páramos.

“Somos conscientes del impacto económico, ambiental y social que generamos y por eso asumimos el compromiso de gestionarlo responsablemente mejorando nuestras prácticas durante todo el proceso, atendiendo también a cadena de valor. Desde la obtención de materias primas, la producción, distribución y disposición final de nuestros productos. Vivir nuestro propósito de manera real y auténtica es lo que nos caracteriza y nos permite generar valor y crecimiento en todas las comunidades en las que participamos”, amplía.

Reciclaje inclusivo

Danone es también la primera empresa en Argentina en desarrollar un envase hecho 100% de otras botellas (plástico reciclado) en la categoría de aguas. Se trata de un programa que está en marcha desde hace 10 años y en conjunto con Fundación AVINA, con el objetivo de incrementar las tasas de reciclado en el país.

Mediante esta iniciativa se logran recuperar botellas para utilizar como R-PET, formalizar y reconocer el trabajo de los recuperadores urbanos, y también medir y reducir la huella de carbono.

“Recientemente lanzamos la primera botella hecha de otras botellas, con el compromiso de recuperar para el 2023 el 100% del plástico (PET) equivalente a todo el portafolio de la marca Villavicencio”, explica el ejecutivo de Danone. Se prevé alcanzar el trabajo de 40 cooperativas con la participación activa de 4.500 recuperadores, alcanzando las 4.000 toneladas al mes y 300 toneladas de PET mensuales.

Dejá tu comentario