Fideos con albóndigas: la receta, paso a paso

Lifestyle

La chef Natalia Czerwonogora de Cosi Mi Piace te propone esta receta de clásica pasta con albóndigas o pulpetines, que rinde para cuatro personas.

Ingredientes

  • Tagliatelle (o la pasta de su preferencia), 1 kg.
  • Carne picada, 500 gr.
  • Dientes de ajo, 2.
  • Huevos, 3.
  • Harina para rebozar, c/n.
  • Sal y pimienta, c/n.
  • Queso parmesano, al gusto.

Ingredientes para la salsa de tomate

  • Dientes de ajo, 2.
  • Tomates, 1,5 kg.
  • Sal y pimienta negra, c/n.
  • Aceite, c/n.
  • Caldo de pollo y tomillo (opcional), 100 ml.

Preparación

En un bol colocar la carne picada, los dientes de ajo picados, los huevos y salpimentar. Mezclamos con las manos hasta que quede una masa homogénea. Agarrar una pequeña porción y hacer bolitas (pueden tener el tamaño que se desee, pero es recomendable que o exceda el tamaño de una pelota de golf). Después, reservar en un plato, hasta haber terminado con toda la masa. Al tener lista todas las bolitas, pasarlas por harina y colocarlas en un plato, reservar en la heladera.

En una cazuela colocar un chorrito de aceite a calentar a fuego medio. Añadir los dos dientes de ajo picados y dejar que se doren durante un minuto. Una vez dorados, añadir el tomate (si es tomate fresco, es recomendable quitarle la piel). Añadir sal y pimienta, dejar cocinar durante unos minutos a fuego medio, removiendo constantemente con una cuchara de madera hasta que el tomate quede triturado.

Cuando se haya cocinado un poco y se haya triturado parcialmente, se puede añadir 100ml de caldo de carne o pollo, lo que le otorgará un sabor extra a la preparación. Dejar cocinar a fuego suave durante media hora y remover de vez en cuando.

Mientras se cocina la salsa, en una cacerola con 3 litros de agua hirviendo, preparar la pasta (el tiempo de cocción dependerá de la pasta que se haya elegido). En una olla colocar abundante aceite, retirar las albóndigas de la heladera y freirlas (cuando el aceite esté bien caliente) durante un minuto para que se doren por fuera. Al sacarlas es recomendable colocarlas en un plato con papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.

Una vez fritas las albóndigas y la salsa de tomate haya estado 30 minutos cocinandose, añadir 1/2 cucharadita de tomillo (opcional) e introducir en la salsa las albóndigas. Remover con una cuchara para que se mojen bien y dejar cocinar 5 minutos más. Mientras se cocina la salsa, en una cacerola con 3 litros de agua hirviendo, preparar la pasta (el tiempo de cocción dependerá de la pasta que se haya elegido). Colar, emplatar y servir con abundante queso parmesano.

Tips

Cuando se hace la masa del primer paso, también se pueden añadir otras especias al gusto como comino, romero o tomillo. Al servirlas, preferiblemente con pasta, se puede colocar un par de hojas de albahaca para la decoración del plato. Un complemento ideal en esta preparación.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario