Del pánico a la codicia: Wall Street pasó de bajar casi 5% a terminar en positivo

Mundo

La perspectiva de un ataque ruso a Ucrania atemorizó a los inversores en la primera parte de la jornada. De hecho, las bolsas europeas cayeron hasta 4%. Sin embargo, Wall Street, cuyos índices llegaron a perder hasta 4,6% (Nasdaq), se dieron vuelta con el correr de las horas y terminaron con subas de hasta 0,7%.

Del pánico a la codicia. La perspectiva de un ataque ruso a Ucrania y la posbilidad de que la Fed acelerara la suba de tasas atemorizó a los inversores en la primera parte de la jornada en Wall Street, donde el Nasdaq llegó a perder hasta 4,6%, mientras que las bolsas europeas cayeron hasta 4%. Sin embargo en las últimas horas de la rueda, los índices neoyorquinos se dieron vuelta y terminaron con subas de hasta 0,7%, luego de que los cazadores de gangas empujaron los índices a terreno positivo.

El S&P 500 estuvo a punto de confirmar una corrección, porque durante la jornada los inversores se centraron en la preocupación por una Reserva Federal cada vez más agresiva y la tensión geopolítica. La semana pasada, el S&P 500 y el Nasdaq ya habían sufrido su mayor desplome porcentual semanal desde marzo de 2020.

"No me sorprendería que hoy fuera el punto más bajo para los principales promedios", dijo Sam Stovall, estratega jefe de inversiones de CFRA Research en Nueva York. Aun así, Stovall añadió que enero suele ser un barómetro para el resto del año: "Como va enero, va el año".

La Reserva Federal de Estados Unidos comenzará su reunión de política monetaria de dos días el martes, y los agentes del mercado analizarán su comunicado final y las palabras del presidente Jerome Powell en busca de pistas sobre el calendario del banco central para subir las tasas de interés.

"Creo que los inversores están asumiendo en exceso una postura muy agresiva por parte de la Fed", dijo Stovall. "Es cierto que la inflación es alta y es probable que aumente antes de que empiece a disminuir. En concreto, vemos que el IPC general alcanzará un máximo del 7,3% tanto en enero como en febrero, pero luego bajará al 3,5% a finales de año".

En una señal de que la tensión geopolítica se está calentando, la OTAN anunció que estaba poniendo fuerzas en espera para prepararse para una posible invasión rusa a Ucrania.

La amenaza de un posible conflicto en esa región contribuyó a que los rendimientos del Tesoro estadounidense bajaran, deteniendo su reciente subida, que ha presionado a las acciones en los últimos meses.

Según datos preliminares de cierre, el S&P 500 ganó 13,77 puntos, o un 0,31%, a 4.411,71 unidades, mientras que el Nasdaq avanzó 97,25 puntos, o un 0,71%, a 13.866,17. El Promedio Industrial Dow Jones subió 108,45 puntos, o un 0,32%, a 34.373,82 unidades.

Desplome en el resto de los mercados del mundo

Más temprano, el índice paneuropeo STOXX 600 cedió un 4,1%; entre las principales bolsas del "viejo continente", las que más perdieron fueron las de Milán (-4%), París (-4%) y Fránkfurt (-3,8%).

Los analistas destacaron la reticencia de los inversores a volver a invertir en renta variable, algo que no se había visto en la era posterior a 2008 de tasas ultrabajas y liquidez impulsada por los bancos centrales.

"En estos momentos, Ucrania está realmente en el punto de mira", dijo Michael Hewson, de CMC Markets. "En los últimos 12 años, la mentalidad de los inversores ha sido la de comprar a la baja en general. Esta es la primera vez en los últimos 12 años que siento que esa no es la postura por defecto".

El índice más amplio de MSCI de acciones de Asia-Pacífico excluyendo Japón cayó un 0,7% y el Nikkei japonés cedió un 0,1%.

Los precios del petróleo cambiaban de tendencia y bajaban, después de haber subido durante cinco semanas consecutivas hasta alcanzar un máximo de siete años.

Los nervios por la reunión que celebrará la Reserva Federal el miércoles se suman a la mezcla de noticias adversas para los mercados. Se espera que el banco central estadounidense confirme que empezará a drenar pronto la enorme reserva de liquidez que ha sobrealimentado las acciones de crecimiento en los últimos años.

Aunque los bonos del Tesoro se recuperaron a finales de la semana pasada, el rendimiento de la deuda a 10 años sigue acumulando un alza de 22 puntos básicos en lo que va de mes, hasta el 1,77%, y no está lejos de los niveles vistos por última vez a principios de 2020.

Esa subida ha apoyado en general al dólar que trepó un 0,5% la semana pasada y ganaba un 0,1% en la sesión, a 85,647 unidades.

Dejá tu comentario