Acusan al FBI de espiar a ecologistas y liberales

Mundo

Washington (ANSA) - Miembros del grupo ambientalista Greenpeace y de la principal asociación de defensa de los derechos civiles American Civil Liberties Unions (ACLU) acusaron al FBI de espionaje por haber reunido miles de páginas de documentación sobre la actividad de ambas organizaciones.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos reconoció que el FBI tiene en su poder 2.383 documentos relacionados con Greenpeace y 1.173 con ACLU. Según el FBI, recién el año próximo podrán ser evaluados para considerar su difusión.

Debido a ello, Greenpeace acusó al gobierno de Bush de haber reunido la documentación como una forma de espionaje político.

Anthony Romero
, director ejecutivo de ACLU, rechazó que la organización esté implicada en cualquier acto de promoción del terrorismo. «Nunca estuvimos implicados en nada que tenga que ver con la promoción del terrorismo. Y entonces, ¿por qué ACLU es investigada por el FBI?», se preguntó. «Todavía estoy impresionado por la magnitud de los archivos sobre nosotros», añadió el jefe del grupo liberal.

• Objetivos

El FBI guardó silencio sobre los objetivos que lo llevaron a reunir esa documentación, así como también sobre su contenido. Un portavoz del Departamento de Justicia expresó no obstante que puede tratarse de material « intrascendente», como reseñas de pedidos o quejas referidos a ambas organizaciones.

Los grupos acusan a funcionarios del FBI de usar sus mayores poderes desde los ataques del 11 de setiembre de 2001 para borrar la frontera que separa las actividades legítimas de desobediencia civil de las actividades terroristas, en un intento por reprimir a la oposición política.

Dejá tu comentario