Agresión

Mundo

Tres personas fueron apuñaladas cuando participaban en la marcha de homosexuales que se celebró ayer en Jerusalén. Se trata de un hombre (foto) y dos mujeres, los tres casos no revisten gravedad. Según se informó, el agresor es un ultraortodoxo judío que irrumpió en el desfile a pesar del fuerte cordón policial que defendía a los manifestantes. Entre carreras de la policía contra los que boicoteaban la manifestación gay, la marcha pasó ante la Gran Sinagoga, donde un grupo de rabinos la aguardaba con un cartel que rezaba: «Los enfermos deben estar en el hospital».

Dejá tu comentario