Alarma la profundidad de la recesión en la Europa: el PBI de Francia cae 6%; ¿Alemania 10%?

Mundo

Para colmo, los analistas recuerdan que lo peor de la pandemia llegó a fines de marzo y se desarrolla este mes. Así, temen por los resultados del segundo trimestre. El bloque, aún sin respuesta común.

París y Berlín - Las dos principales economías de la Unión Europea, Alemania y Francia, recibieron ayer pésimas noticias económicas, que dan cuenta de la dimensión pavorosa que está adquiriendo la recesión debido a la pandemia de Covid-19. Ante ese escenario, el desempeño de las bolsas de Fráncfort y París resultó mucho más pálido que el de Wall Street: la primera perdió 0,23% y la segunda repuntó apenas 0,1%.

Una serie de proyecciones de consultoras privadas apuntó a una contracción de casi el 10% del producto bruto interno alemán (PBI) en el segundo trimestre, algo sin precedentes en la historia reciente del país.

En tanto, el PBI de Francia retrocedió un 6% en el primer trimestre de este año, el peor resultado trimestral desde 1945, que, para peor, no da cuenta del peor momento del capítulo local de la pandemia de Covid-19, que se desarrolla este mes.

El producto francés había descendido un 0,1% en el cuarto trimestre del año pasado, según el Instituto Nacional de Estadísticas, el Insee, por lo cual el país entró técnicamente en recesión.

Francia es el primer país del grupo de países del Grupo de los 7 (G-7) que entra oficialmente en recesión, pero Italia y Japón podrían seguirle los pasos, tras sus cifras negativas del último trimestre de 2019.

Hace apenas un mes, el Banco de Francia preveía un crecimiento de 0,1% en el primer trimestre del año. Pero esto fue antes de que la pandemia se extendiera masivamente por el país y obligara a la población a quedarse en sus casas desde el pasado 17 de marzo.

Según el Banco de Francia, en términos globales la actividad económica francesa se redujo en un 32% en los últimos 15 días de marzo, según una investigación realizada en 8.500 empresas.

Después de 1945, “habría que retroceder al segundo trimestre de 1968, marcado por las manifestaciones de mayo, para encontrar un retroceso de la actividad de una amplitud semejante”, explica el Banco. En 1968, el PBI trimestral había retrocedido un 5,3%.

El Banco Central estima que cada quincena de confinamiento provoca un retroceso del producto del 1,5% en ritmo anual.

El Instituto francés de Estadísticas calculó también que dos meses de confinamiento acarrearían una pérdida de 6 puntos este año.

Así, abril será “al menos tan negativo como la última quincena de marzo”, advirtió el presidente del banco central, François Villeroy de Galhau. “El crecimiento será muy negativo en 2020”, afirmó, pero anticipó una “recuperación” en 2021.

El ministro francés de Finanzas, Bruno Le Maire, había advertido ya el lunes que según las estimaciones la economía francesa se contraería “mucho más allá” del -2,9% registrado en 2009, tras la crisis financiera de 2008, el peor rendimiento de la economía francesa desde 1945.

El Gobierno de Emmanuel Macron presentará “en los próximos días” un nuevo proyecto de presupuesto corregido, en particular para revisar la previsión actualmente adoptada de una recesión del 1% este año, que se ha vuelto en gran parte obsoleta, dijo el miércoles Le Maire.

El ministro comparó la situación actual a la Gran Depresión que siguió la caída de la Bolsa en 1929. “Debemos evitar el naufragio”, urgió.

El estudio del banco central estima que la mayoría de los sectores económicos franceses han vivido retrocesos brutales, comenzando por la construcción, el comercio, el transporte, la hotelería y los restaurantes.

El Gobierno puso sobre la mesa cientos de miles de millones de euros en ayudas para apoyar a las empresas y a los empleados en esta crisis.

“Este no es el momento de contar”, dijo el gobernador del banco central, aunque añadió que esas ayudas “no pueden durar para siempre”.

“Cualquiera que sea el escenario, no podemos asumir un retorno a la normalidad este año”, estimó Philippe Waechter, economista de la firma Ostrum Asset Management.

Para Le Maire, un fracaso de la UE para encontrar una respuesta económica común a la crisis del nuevo coronavirus sería “impensable”, por lo que espera que los países de la eurozona lleguen hoy a un acuerdo.

“Nuestra responsabilidad colectiva ahora es llegar a un acuerdo dentro de las 24 horas. Un fracaso es impensable”, dijo al final del Consejo de Ministros y después del fracaso de una “larga y difícil” reunión del Eurogrupo que duró toda la noche.

“Después de 16 horas negociando, nos acercamos a un acuerdo, pero todavía no lo logramos. Seguiremos el jueves”, informó ayer el ministro portugués y presidente del Eurogrupo, Mario Centeno.

El epicentro de la disputa es la oposición entre los países del norte europeo y los del sur acerca de cómo financiar los planes de apoyo a economías arrasadas. Francia, Italia, España y otros seis países de la UE quieren que el bloque emita deuda de manera común para abaratar su financiamiento.

Sin embargo, Alemania y Holanda, entre otros países, se oponen, porque afirman que eso las obligaría a pagar más caro para endeudarse por culpa de países con menor apego a la disciplina presupuestaria.

Dejá tu comentario