La UE exige una multimillonaria indemnización a AstraZeneca

Mundo

Reclama una base de 10 millones de euros y alrededor de 200 millones por día debido a la demora en la entrega de las dosis comprometidas. También le achaca haber priorizado la provisión al Reino Unido. La firma dice que advirtió sobre posibles retrasos. Su vacuna es una de las patas de la campaña de inoculación contra el covid-19 en varios países, entre ellos la Argentina.

Bruselas - La Unión Europa (UE) solicitó ante la Justicia un resarcimiento multimillonario al laboratorio anglo-sueco AstraZeneca por incumplimiento de contrato en materia de provisión de vacunas contra el covid-19, lo que fue vehementemente refutado por la compañía, en un caso resonante que comenzó a ventilarse ayer y cuyo fallo podría conocerse el mes que viene.

El abogado que defiende los intereses de los 27 Estados miembros de la UE pidió ayer ante un tribunal de Bruselas un resarcimiento de 10 euros por dosis por cada día de retraso en la entrega, además de una multa de 10 millones de euros por cada violación del contrato, algo que el juez deberá comprobar. Según analistas, la cifra por el supuesto incumplimiento podría elevarse a 200 millones de euros diarios.

Sin embargo, el laboratorio, productor de la vacuna desarrollada junto a la Universidad de Oxford y una de las bases de los planes de vacunación en varios países, entre ellos el Reino Unido y la Argentina, mantuvo su postura: desde el inicio le advirtió a la UE sobre la incertidumbre vinculada a la producción de una nueva vacuna y dejó en claro en el contrato que no sería responsable de eventuales retrasos.

Los países de la UE y su órgano ejecutivo, la Comisión Europea, iniciaron acciones legales contra AstraZeneca ante la Justicia belga porque el bloque firmó su contrato con el laboratorio en territorio belga y, por ende, bajo las leyes belgas.

Los problemas con las entregas de AstraZeneca comenzaron inmediatamente. En el primer trimestre, la empresa envió a la UE solo 30 millones de dosis en lugar de los 120 millones previstos en el contrato.

El director ejecutivo, Pascal Soriot, alegó dificultades de producción en las fábricas europeas, pero como la provisión al Reino Unido procedía regularmente, surgió la sospecha de que los británicos eran privilegiados en virtud de un contrato firmado antes que el de la UE.

La pelea creció al calor de la disputa posterior a la salida del Reino Unido de la UE y tuvo como capítulos reportes sobre supuestos efectos secundarios de la vacuna, a pesar de su homologación y posterior defensa por parte de la agencia europea de medicamentos, la EMA.

Una de las tantas preguntas sin respuesta, y que los abogados de la UE manifestaron ante los jueces, es justamente por qué AstraZeneca no utilizó todas sus plantas, incluso aquellas ubicadas en el Reino Unido, para cumplir los compromisos tomados con el bloque, mientras que las plantas europeas sí se utilizaron para cumplir los pactos con Londres.

El letrado Rafael Jeffareli habló de “manifiesta violación” del contrato con la UE, con “50 millones de dosis” que “fueron desviadas a terceros países” desde el establecimiento holandés Hali en Leiden.

La empresa anglo-sueca se defiende detrás de una provisión que había incluido en el contrato con la UE, que la obligaba a hacer “el mejor esfuerzo posible” para cumplir los acuerdos. De hecho, la primera audiencia se concentró ayer en la interpretación de este párrafo.

La UE considera que AstraZeneca no realizó esos esfuerzos y favoreció el aprovisionamiento del Reino Unido en detrimento del mercado continental.

“¡­Los mejores esfuerzos significan flexibilidad! ¿Por qué el pasaje desde el sitio de Halix (hacia la UE) se inició recién el 13 de octubre”, preguntó a modo de acusación el abogado Jeffareli, quien agregó que “AstraZeneca ni siquiera utilizó todos los instrumentos que tenía disposición”.

Además, sostuvo que en ese momento la empresa podía poner en marcha “seis sitios productivos para respetar el programa preestablecido”. Además del resarcimiento por haber puesto en peligro la vida de los ciudadanos europeos en espera del suero, la UE quiere que el tribunal obligue al laboratorio a entregar 90 millones de dosis para fines de junio, 20 millones más de lo planificado hasta el momento, para llegar a los 120 millones pactados en el primer semestre.

También pide 180 millones de dosis para fines de septiembre para respetar íntegramente el contrato que preveía la entrega de 300 millones.

Dejá tu comentario