Atentado en Irak: resultó herido el embajador de Polonia

Mundo

Un ataque con bombas y fusiles dejó hoy al embajador de Polonia en Bagdad inmovilizado en un auto en llamas antes de ser sacado a la rastra y trasladado en un helicóptero a un lugar seguro, en un atentado que causó tres muertos, entre ellos un custodio polaco, informó la policía.

El ataque, cometido en uno de los barrios más seguros de Bagdad y con señales de haber sido planeado con toda precisión, pareció destinado a castigar a Polonia por su contribución de tropas desde la primera hora de la invasión militar del país, encabezada por Estados Unidos e iniciada en marzo de 2003.

Sin embargo, y pese a la oposición de una abrumadora mayoría de polacos a la presencia en Irak, el primer ministro Jaroslaw Kaczynski dijo que su país no se retirará "ante los terroristas." El convoy diplomático fue alcanzado por tres bombas y luego un grupo de hombres disparó con fusiles a los vehículos en una esquina del barrio chiita de Karradah, informaron fuentes policiales y fuentes diplomáticas polacas y estadounidenses.

Guardias polacos respondieron al fuego mientras el herido embajador, general Edward Pietrzyk, era sacado del auto y luego trasladado en un helicóptero de la compañía de seguridad privada estadounidense que trabaja para la embajada norteamericana.

Dos peatones iraquíes y un guardia polaco murieron y al menos diez personas resultaron heridas en el ataque, entre ellos otros cuatro guardaespaldas polacos.

Pietrzyk, que era el comandante de las fuerzas polacas en Irak antes de ser nombrado embajador, en abril, sufrió quemaduras leves en el 20 por ciento de su cuerpo, incluyendo la cabeza, brazo y pierna, dijo el encargado de negocios polaco, Waldemar Figa.
Las misiones diplomáticas o los enviados extranjeros a Irak sufrieron varios ataques, incluyendo el secuestro y asesinato del embajador egipcio, en 2005.

Polonia, que aportó tropas de combate para la invasión de Irak, comanda una división multinacional en Bagdad.

El país europeo tiene actualmente a 900 soldados en Irak para entrenar al ejército iraquí.

Veintiún soldados polacos murieron en la guerra.

Según una reciente encuesta, el 81 por ciento de los polacos se opone a la presencia de sus soldados en Irak.

Dejá tu comentario