4 de noviembre 2008 - 00:00

Avatares estadounidenses

Avatares estadounidenses
La candidata republicana a la vicepresidencia, Sarah Palin, fue víctima el sábado de un comediante canadiense que la llamó imitando al presidente Nicolas Sarkozy. Con un exagerado acento francés, uno de los integrantes de un dúo cómico de Quebec «The Masked Avengers» -famosos por engañar a políticos y celebridades, entre ellos al propio Sarkozy-, le preguntó a Palin si lo llevaría a un viaje de cacería en helicóptero. Luego, el cómico agregó que podrían ir a matar cachorros de foca. «Podríamos divertirnos mucho juntos mientras trabajamos», afirmó Palin sobre la invitación. La candidata a la Vicepresidencia también le dio garantías al falso Sarkozy, luego de que éste dijera que no quería salir de cacería con el vicepresidente Dick Cheney, quien accidentalmente disparó contra un compañero durante un viaje de caza. «Seré cuidadosa al disparar», prometió Palin. La candidata ha sido fuertemente criticada por su escaso conocimiento sobre política internacional. En una entrevista con la «CNN», pocas semanas después de haber sido presentada como la número dos de John McCain, afirmó que la proximidad de Rusia con Alaska reforzaba sus credenciales en relaciones exteriores.

***

El diario «The Wall Street Journal» afirmó que la elección de Obama como presidente «sería una gran apuesta al vacío». «Tanto por su falta de experiencia como por las contradicciones entre su retórica y su programa, Obama presenta un peculiar salto de esperanza», añadió el artículo. «El hecho de que millones de estadounidenses estén listos para dar ese salto, aún en tiempos peligrosos, es una señal de cuán hartos están de los republicanos», continuó el editorial. El senador por Illinois obtuvo el respaldo de 18 grandes medios impresos de todo el país, entre los que se destacan «The Washington Post», «The New York Times», «Chicago Tribune» y «Los Angeles Times», entre otros.

***

Las campañas de ambos partidos invitan a aportar dinero para realizar llamadas telefónicas proselitistas o a que las efectúen los propios ciudadanos desde sus domicilios. La cantidad de comunicaciones con este fin es industrial y muchas se realizan por sistemas automatizados. Es por ello que el diario «The Milwakee Journal Sentinel» ironizó desde el humor gráfico: dos hombres miran a una multitud celebrando y se produce el siguiente diálogo: -¿Están festejando la victoria de sus candidatos? -No, el fin del las llamadas robotizadas.

***

Los militantes demócratas y republicanos focalizaron su acción en las dos últimas semanas en los denominados «battleground districts», aquellos ocho estados (varía la cantidad según el analista) que terminarán por definir la elección, ya que no tienen una tendencia clara. Es por ello que en las calles de Nueva York casi no hay carteles ni mesas de propaganda, y la televisión local casi no emite anuncios partidarios, dado que este distrito es inevitablementedemócrata. En el comitéde Barack Obama en Harlem, por ejemplo, anunciaron que este fin de semana no estarían, ya que se trasladarían todos a Pennsylvania, uno de los estados clave. En esta gran capital del consumo, lo que sí se ve es un merchandising vinculado con el rostro del demócrata, desde pins hasta remeras, preservativos (también los hay de McCain) y otro tipo de prendas en locales para turistas en Times Square o los más sofisticados del Soho.

***

Aunque no son visibles, existen otros candidatos a la presidencia más allá de Obama y McCain. Su presencia en los medios es exigua o nula. El que apenas alcanza muy discreta difusión de su figura y propuestas en los grandes medios es el independiente de centroizquierda Ralph Nader, apoyado por fuerzas locales de distintos estados. Éste compitió en 2000 por el Partido Verde y obtuvo 2,7% de los votos en todo el país, atendible margen para una formación supuestamente más próxima a los demócratas. Ese porcentaje habría impedido, probablemente, el triunfo de George W. Bush en el Colegio Electoral.

***

Kogelo, la pequeña aldea donde vive Sarah Obama, la «abuela» keniana del candidato demócrata, vivió una verdadera jornada de júbilo. En un ambiente festivo y optimista, los líderes políticos del distrito y sus habitantes se reunieron para mostrar su confianza en la victoria de Obama, como si se tratara de un candidato de su propio país (foto).

Dejá tu comentario

Te puede interesar