Blair: "No vamos a descansar hasta castigar a los autores"

Mundo

Londres (EFE, Reuters, AFP, ANSA) - Los atentados perpetrados la semana pasada en Londres parecen ser obra de «extremistas islámicos», confirmó ayer el primer ministro británico, Tony Blair, al prometer una «intensa» persecución policial para atrapar a los culpables.

En una enérgica declaración ante una abarrotada Cámara de los Comunes, Blair señaló que «parece probable» que terroristas radicales islámicos hayan cometido los atentados, si bien no aportó detalles sobre los posibles autores.

El jefe del gobierno británico únicamente precisó que esos terroristas se asemejan a «quienes en los últimos años han sido responsables de tantas muertes inocentes en Madrid, Bali, Arabia Saudita, Rusia y en otros muchos países».

En un ambiente sombrío, marcado por el silencio respetuoso de los diputados, el primer ministro británico reiteró que su país no claudicará ante el terrorismo.

«No seremos derrotados por el terrorismo. Venceremos y emergerán intactos de este horror nuestros valores, nuestra forma de vida, nuestra tolerancia y nuestro respeto hacia los demás», subrayó el jefe del gobierno británico.

• Investigación

Blair explicó que la policía antiterrorista británica ha abierto una investigación, que describió como «una de las más intensas y vigorosas que este país ha visto jamás», a fin de capturar a los responsables de la matanza. «No descansaremos hasta que no sólo los autores materiales, sino también los planificadores del atentado hayan sido identificados y, en la medida de lo humanamente posible, llevados ante la Justicia», insistió.

La policía británica, que ya ha indicado que la masacre tiene «las huellas de Al-Qaeda», celebró el pasado fin de semana una reunión con miembros de las fuerzas de seguridad de unos treinta países, entre ellos España, para dar caza a los terroristas. La falta de pistas concretas para dar con los autores materiales de los atentados parecía ser ayer la tónica de las pesquisas, al menos según lo que se expresa públicamente.

Sobre la posibilidad de haber evitado la masacre mediante la intervención de los servicios de espionaje, Blair dijo desconocer la existencia de «información suficientemente específica que hubiera permitido prevenir los atentados del pasado jueves».

En ese sentido,
Blair salió a enfrentar el reclamo de la oposición conservadora de lanzar una investigación sobre el rol de los servicios secretos, que no lograron evitar la matanza. Una fuente de Downing Street, sede del gobierno, explicó que «el primer ministro tiene confianza en los servicios de inteligencia y no va a ordenar la apertura de una investigación». Por otro lado, el jefe del gobierno habló de la identificación de las víctimas y admitió su deseo de que ese proceso «pudiera ser más rápido», después de que familiares de desaparecidos se quejaran por la lentitud del reconocimiento de los cuerpos.

• Funeral

Tras advertir de que la identificación será una tarea «complicada», Blair reconoció que la espera es « perturbadora» para los parientes de los afectados, si bien «la gran mayoría de los familiares ya tiene una idea muy clara de lo que ha pasado con los suyos».

Además, el primer ministro adelantó que en los próximos meses, previa consulta con los familiares de las víctimas, se oficiará un funeral de honor al que asistirá la reina
Isabel II de Inglaterra.

Este jueves, justo una semana después de los atentados, el Reino Unido también guardará dos minutos de silencio que serán, en opinión de Blair, «una oportunidad para que la nación se una en el recuerdo» a las víctimas.

Respaldado por los partidos de la oposición, Blair valoró también el «estoicismo» demostrado por los londinenses en estos momentos aciagos, al tiempo que elogió el «trabajo heroico» de la policía y de los servicios de emergencia.

Por último, prometió colaborar con los líderes de la comunidad musulmana de este país para «hacer que se escuche la voz verdadera y moderada del Islam».

Dejá tu comentario