Elecciones en Bolivia: el candidato de Evo Morales perdió ventaja sobre sus rivales

Mundo

El exministro de Economía Luis Arce, que lideraba la intención de voto, está ahora empatado con el exmandatario de centroderecha Carlos Mesa con 23%.

El candidato del izquierdista Movimiento Al Socialismo (MAS) Luis Arce, delfín del expresidente Evo Morales, y el exmandatario de centroderecha Carlos Mesa, están empatados en intención de voto a dos meses de las elecciones presidenciales en Bolivia, según una encuesta publicada este martes.

Arce, exministro de Economía de Morales (2006-2019), y Mesa (2003-2005) tienen el 23% de apoyo para los comicios del 18 de octubre, de acuerdo a la encuesta de la firma privada Mercados y Muestras para el diario Página Siete. Se trata de un caída para el candidato de izquierda que promedió los 30 puntos de apoyo durante meses.

En tercer lugar figura la mandataria de facto Jeanine Áñez, con 12%, por encima del exlíder cívico derechista de la región de Santa Cruz (este), Luis Fernando Camacho, con 6%, uno de los líderes de las protestas contra Morales que derivaron en el golpe de Estado en su contra.

Más abajo están el expresidente conservador Jorge Quiroga (3%), el pastor evangélico de origen coreano Chi Hyung Chung (2%), que resultó tercero en las anuladas elecciones de octubre de 2019, y el minero Feliciano Mamani (1%).

En una eventual segunda vuelta, que sería a fines de noviembre según el nuevo calendario electoral, Mesa vencería a Arce por 47% contra 30%, según el sondeo.

La ley electoral de Bolivia declara ganador en primera vuelta al candidato que obtenga el 50% más uno de los votos o alcance el 40% con diez puntos de ventaja sobre el segundo. De lo contrario los dos más votados van a un balotaje.

El 19% de los consultados dijo que no sabía por quién votaría o no respondió el sondeo, mientras que otro 11% declaró que votaría nulo o en blanco. El trabajo tiene una confiabilidad de 95% y un margen de error de 2,95%.

La encuesta se realizó en 10 ciudades de Bolivia a mayores de 18 años entre el 6 y el 11 de agosto, en medio de los cortes de rutas en protesta por el aplazamiento de las elecciones para el 18 de octubre por parte de seguidores de Morales, levantados el viernes pasado.

Durante los días de las manifestaciones, los sectores opositores al MAS y el gobierno de facto denunciaron los bloqueos y responsabilizaron a los seguidores del expresidente por el aumento de muertes por coronavirus porque se vio afectado el suministro de oxígeno para hospitales.

La protesta, de la que participaron sindicatos, campesinos e indígenas, fue en rechazo a los tres aplazamientos de las elecciones, denunciadas desde el moralismo como un intento de perjudicar a Arce.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario