Chile: Piñera anunció la militarización de la región reclamada por los mapuches

Mundo

El presidente chileno decretó el estado de excepción en provincias de La Araucania y Biobío, y designará "jefes de la defensa nacional" para que controlen esa zona.

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, decretó este martes la militarización de la región en el sur del país en conflicto con mapuches, quienes piden recuperar sus tierras, entre otras reivindicaciones por las que el gobierno impuso un estado de excepción para contener hechos de violencia.

"Queremos comunicar hoy que hemos decidido decretar estado de excepción" en cuatro provincias de las regiones sureñas de Biobío y La Araucania, que "contempla la designación de jefes de la defensa nacional" para controlar el orden público, anunció Piñera en un breve mensaje al país el Día de la Hispanidad, donde se recuerda la llegada de Cristóbal Colón a América en 1492, un hecho denunciado por los pueblos originarios como el inicio de un genocidio.

"Ninguna decisión es fácil. Este estatuto de excepción constitucional de emergencia es para enfrentar mejor, con mejores instrumentos y herramientas, el terrorismo, el narcotráfico y el crimen organizado que se ha enraizado en esos territorios", afirmó Piñera.

https://twitter.com/sebastianpinera/status/1447976246659403776

El presidente -objeto de una acción constitucional en su contra por parte del Congreso debido al uso de paraísos fiscales para la venta de una empresa- aseguró que la medida "en ningún caso se orienta contra de un pueblo o de un grupo de ciudadanos".

La militarización de esa región sur de Chile durará 15 días, prorrogables por otros 15, explicó el gobierno de derecha.

"De acuerdo a este decreto, las Fuerzas Armadas podrán prestar apoyo logístico, tecnológico y de comunicaciones. También podrán prestar apoyo de vigilancia, patrullaje y transporte, a los procedimientos policiales que se desarrollen en las zonas declaradas en estado de emergencia”, explicó Piñera.

El mandatario alegó que la violencia en esas regiones, por las que responsabiliza a colectivos mapuches, “no sólo cobró la vida de Carabineros sino de inocentes” y recordó ataques a iglesias y propiedades privadas en el sur de Chile.

Los líderes mapuches, la mayor etnia chilena con más de 1,7 millones entre los 19 millones de chilenos, demandan la restitución de tierras ancestrales, que están en manos de forestales y hacendados.

La falta de solución a sus reclamos provocó una escalada de violencia en la última década en Chile, con ataques incendiarios a predios privados y camiones.

También salió a luz la presencia de redes de narcotráfico y de organizaciones de autodefensa, así como operativos policiales presuntamente montados para inculpar a los indígenas.

El domingo, los choques entre la policía y manifestantes durante una marcha en Santiago en favor del pueblo mapuche causaron la muerte de la abogada Denisse Cortés, de 43 años.

Una mayoría de los mapuches viven en la pobreza y han visto reducidas sus tierras ante la expansión de la próspera industria maderera, responsable del 8% de las exportaciones. Chile vende el 7% de la pulpa de papel en el mundo.

Temas

Dejá tu comentario