Clinton resiste, pero Obama se acerca más a su gran día

Mundo

Washington (EFE, AFP, ANSA, DPA) - Hillary Clinton triunfó ayer en la interna de Kentucky, en un triunfo de escaso valor en la carrera presidencial demócrata, ya que su rival Barack Obama la seguía aventajando en número de delegados y se acercaba al número mágico de 2.026 que le asegurará la nominación. El senador por Illinois aguardaba al cierre de esta edición el resultado de la otra elección de la jornada, en Oregon, donde las encuestas previas le auguraban la victoria.

Con 86% de las mesas escrutadas, la ex primera dama obtenía 67% de los votos contra 31% de Obama en Kentucky. El estado otorga sólo 51 delegados a la Convención que definirá la postulación demócrata, por lo que el triunfo no le aportaba demasiado. Además, al regir un sistema de representación proporcional, Obama -aun perdiendo- se acercaba cada vez más a su objetivo.

Con todo, Hillary insistió anoche en un discurso en mantener su candidatura. «Algunos decían que la campaña se había acabado», pero «nunca me voy a rendir», enfatizó.

Asimismo insistió en que su postulación es la que más votos ha recibido «en la historia del Partido Demócrata», en un intento de obtener al apoyo de los superdelegados (funcionarios y notables del partido que participarán en la Convención de agosto) aún indecisos. Pero desde las primarias de Carolina del Norte a principios de mes, Obama recibió el apoyo de 50 superdelegados, contra apenas 9 de Clinton.

Consciente de su desventaja en delegados, espera todavía poder superar a Obama si se consideran las primarias realizadas en Florida y en Michigan, estados que fueron privados de enviar delegados por el Partido Demócrata por adelantar anticipado sin autorización sus comicios. «Estamos decididos a luchar porque cada voto sea contado», aseveró, pese a que los analistas dan pocas posibilidades a un planteo que, según Obama, pretende cambiar las reglas del juego.

Obama llegó a las contiendas de ayer con 1.917 delegados y superdelegados, a algo más de 100 de los 2.026 necesarios para convertirse en el primer candidato negro de la historia de Estados Unidos. La senadora por Nueva York, que busca ser la primera aspirante presidencial mujer, llegaba con 1.722 delegados y superdelegados.

Anoche Obama tenía programadodar un acto en Iowa, el lugar donde ganó la primera interna de la temporada, en enero. Según sondeos previos, Obama se impondría por 12 puntos porcentuales en Oregon, que otorgaba 52 delegados. Pero aun si el resultado le fuera desfavorable, continuaría aventajando cómodamente a su rival en cantidad de votos electorales.

  • Críticas

    El jefe de campaña de Hillary, Terry McAuliffe, dijo ayer que el resultado de Kentucky era suficiente para que se siembren dudas sobre la capacidad de Obama para vencer al candidato republicano John McCain en noviembre.

    Pero el equipo de campaña republicano también se comporta como si Obama fuera el candidato demócrata y ha comenzado a endurecer sus críticas contra el senador por Illinois, al que fustigó ayer por su postura blanda ante Cuba y acusó el lunes de subestimar la amenaza que supone Irán.

    Sólo quedan tres internas: en Puerto Rico, el 1 de junio, y en Montana y Dakota del Sur, dos días después.
  • Dejá tu comentario