''Compartimos una visión del mundo''

Mundo

Hace cuatro años que representa a la Federación Rusa en la Argentina y conoce muy bien la región. Su carrera diplomática lo destinó a Centroamérica y Colombia y a la Argentina previa a la crisis de 2001-2002. Es todavía embajador correspondiente en Paraguay, embajada que se encargó de «armar» en estos años. El embajador Yuri Korchagin destaca la importancia de la visita de Nicolai Patrushev -un hombre de confianza de Vladimir Putin- a Buenos Aires dentro de una nueva política rusa hacia la región y descarta, con mucha diplomacia, que Moscú pueda por ahora «monitorear» el Consejo de Defensa de la UNASUR.

Periodista: ¿Hay una nueva mirada de Rusia hacia la región?

Yuri Korchagin: No es nueva sino la que se corresponde con nuestra visión del mundo, que es multipolar. América latina juega un papel importante en nuestro concepto de mundo multipolar. No es un proceso acabado: se está formando. Europa, China, India, EE.UU., Rusia y América latina tienen un papel importante en la toma de decisiones internacionales. Por eso, nosotros, siendo partidarios firmes de la multipolaridad, vemos en Latinoamérica a socios que comparten nuestra visión actual de lo que ocurre en el mundo.

P.: ¿Cuál es el interés especial por América latina?

Y.K.: Rusia ya se recuperó de la crisis de los 90: tiene recursos, además de una política exterior firme, economía estable, desarrollo sustentable, con lo que puede y debe estrechar los lazos con otros países. Históricamente, nunca Rusia tuvo con América latina conflicto alguno. Es más, con la Argentina cumpliremos en pocos días 123 años de relaciones diplomáticas. Por eso es que queremos acelerar la cooperación.

P.: La visita el miércoles 15, del secretario del Consejo de Seguridad, Nicolai Patrushev (su cargo es considerado el tercero en importancia, después del presidente Medvedev y el primer ministro, Vladimir Putin), ¿se enmarca dentro de la prioridad que ha adquirido nuestra región para Rusia?

Y.K.: Desde ya. El Consejo de Seguridad es un órgano constitucional que prepara las decisiones presidenciales estratégicas para garantizar la seguridad interna y externa del país. Tiene 26 miembros, lo preside el mismo Medvedev, y lo integran el premier Putin y los ministros del Gabinete.

(El ingeniero Nicolai Patrushev, es un hombre de confianza de Putin. Además de provenir ambos de la KGB -ahora llamada FSB-, Patrushev sucedió a Putin al frente de esa agencia de inteligencia y se encargó no sólo de la seguridad antiterrorista dentro de Rusia, sino que se dice es el cerebro detrás de las estrategias de seguridad y contrainteligencia en Chechenia,-Georgia y Ucrania y de las expedicionesal Artico, 18% de cuyo territorio, Rusia reclama 18%. También realizó al menos dos expediciones científicas a la Antártida. En los últimos meses fue uno de los enviados especiales a La Habana para el reacercamiento con los hermanos Castro).

P.: ¿Qué temas trató Patrushev en la Argentina?

Y.K.: Muchos, aunque los comerciales -previos a la visita de la presidente Cristina de Kirchner en diciembre a Rusia- seguirán avanzando más adelante. El secretario Patrushev estuvo interesado en temas que van desde la cooperación en defensa, a la industria nuclear civil, la generación eléctrica, la exploración de gas y petróleo, recursos energéticos, cooperación espacial, programas civiles nucleares. Ya tenemos cooperación en materia nuclear, área en que la Argentina tiene un desarrollo muy importante; en el área espacial Rusia cuenta con satélites para monitorear el clima y la agricultura -habría posibilidades de hacer un desarrollo conjunto-. En cuanto a hidrocarburos, seguramente esté Rosneft, en la plataforma marítima argentina. Me molestó el título en la edición del viernes en su diario «Alarma regional por injerencia de Rusia», ya que no nos entrometemos. Nosotros cooperamos. En exploración petrolera, respondimos a una licitación internacional; prestamos nuestros rompehielos para la campaña antártica de la Armada argentina después del accidente con el Irízar. Tendimos una mano, que nos pidieron.

P.: ¿Y la posible compra que haría Defensade helicópteros MI-17?

Y.K.: Sería otra venta a otro país más de la región: ya los tienen México, Perú, Venezuela y Colombia.

P.: ¿Qué se entiende por «cooperación en el entrenamiento de personal militar»?

Y.K.: Forma parte del convenio marco que tenemos con varios países sobre cooperación técnico militar. Con la Argentina lo firmamos en 2004 y prevé intercambio de delegaciones, especialistas, entrenamiento.

P.: ¿Rusia fue invitada como país observador en la Alcopaz y en el Consejo de Defensa de la UNASUR?

Y.K.: Alcopaz, como organismo que reúne a centros de entrenamiento de fuerzas de paz, ya invitó como observadores a varios países. Nosotros estamos estudiando esa sugerencia. En cuanto a la UNASUR, es una entidad latinoamericana que aún no terminó de definirse, según entiendo. Es un poco prematuro hablar de invitación. Rusia tiene mucho interés en temas de integración. Con el Mercosur estamos por firmar acuerdos económicos: es el bloque más sólido en integración latinoamericana. Si la UNASUR se consolidara, recién allí empezaríamos a estudiar la posibilidad de ser observadores.

C.B.

Dejá tu comentario