Condenó Europa a Chávez: cierra el domingo cadena de TV opositora

Mundo

Estrasburgo, Francia (EFE, AFP, Reuters, ANSA) - El Parlamento Europeo aprobó ayer una resolución que censura la actuación de Hugo Chávez por no renovar la licencia de emisión de la cadena privada de TV más antigua de Venezuela, Radio Caracas Televisión (RCTV), que expira el domingo. La moción fue rechazada por Caracas, que subrayó que su decisión es «irreversible».

En la misma línea, la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado estadounidense aprobó ayer una resolución manifestando su «profunda preocupación» por la situación y llamó a la OEA a tomar cartas en el asunto.

En la resolución presentada por el demócrata Christopher Dodd y el republicano Dick Lugar, con el apoyo de pesos pesados como los demócratas Hillary Clinton, Barak Obama y Ted Kennedy, así como los republicanos John McCain y Mel Martínez, los congresistas denunciaron la no renovación de la concesión como «una transgresión a la libertad de expresión y de pensar» y aseguraron que Chávez tomó esa decisión «simplemente por su línea editorial distinta de la del gobierno venezolano».

  • Reproche

    El texto europeo, aprobado por 43 votos a favor y 22 en contra, reprochó a las autoridades venezolanas su «nula predisposición al diálogo» y señaló que el fin de la concesión a este medio crítico con Chávez, deteriora el pluralismo informativo en el país. El reducido número de votos -la Eurocámara tiene 784 diputados- se explica porque el debate se celebró en el tramo final de la sesión plenaria, cuando la mayoría de parlamentarios, como es habitual, había abandonado sus escaños.

    Tanto la celebración del debate como la resolución aprobada fueron impulsadas por el conservador Partido Popular Europeo (PPE), el grupo Liberal y el soberanista Unión por la Europa de las Naciones.

    El texto señaló que es obligación del Ejecutivo de Chávez «respetar y hacer respetar la libertad de expresión, la libertad de opinión y la libertad de prensa», tal como establecen la Constitución venezolana y varias convenciones internacionales. Reclamó por ello a Caracas que garantice «un trato jurídico igual para todos los medios con independencia de toda consideración política o ideológica».

    Además, «lamenta profundamente la nula predisposición al diálogoen general mostrada por las autoridades venezolanas, y en el caso RCTV en particular».

    La emisora se encuentra en el aire desde 1953 y fue la pionera en la producción de telenovelas. En la actualidad, es el canal que lidera las listas de ratings gracias a su original programación, que abarca todos los gustos.

    El documento del PE consideró también que la no renovación de la licencia pone «en peligro de desaparición» a RCTV, que emplea a 3.000 trabajadores. Asimismo, estima que « priva a gran parte del público de una información pluralista y es contraria al derecho de la prensa de desempeñar su función de contrapoder».

    En referencia implícita a las acusaciones del gobierno de que este medio alentó el fallido golpe de Estado de 2002 y el posterior sabotaje a la industria petrolera al sumarse al paro general de diciembre de 2002 a enero de 2003 (ver aparte), señaló que los reproches a la dirección de la emisora deben dirimirse en un « procedimiento judicial ordinario».

    En el debate previo, el eurodiputado portugués del PPE José Ribeiro Castro había dicho que la no renovación de la licencia constituye «una amenaza para la libertad de expresión» y se enmarca en «la deriva (del presidente Chávez) en contra de la libertades, las diferencias y el pluralismo».

    «El régimen de Chávez tiene algo de la Europa del Este a fines de los 80. Hay periódicos, hay medios, hay oposición, pero no hay dudas de cuál es la dirección», afirmó el conservador británico Daniel Hannan.
  • Dejá tu comentario