Confirman que Blair será ahora enviado para Medio Oriente

Mundo

Londres (EFE, AFP, Reuters, ANSA) - El Cuarteto para la paz en Medio Oriente (formado por Estados Unidos, Rusia, la Unión Europea y las Naciones Unidas) anunció ayer la designación del ex primer ministro británico Tony Blair como su enviado especial a la convulsionada región.

En una declaración conjunta divulgada por la ONU, el bloque diplomático expresó su intención de lograr, con la ayuda de Blair, la implementación de la Hoja de Ruta acordada en 2003, que establece la creación de un Estado palestino junto a Israel.

«La urgencia de los acontecimientos recientes refuerza la necesidad de que la comunidad internacional, teniendo en cuenta las obligaciones de cada parte, asista a los palestinos en la construcción de las instituciones y la economía de un Estado viable en Gaza y Cisjordania», aseguró el texto. Blair, que ayer presentó a la reina Isabel II su dimisión como jefe de gobierno británico y diputado (ver aparte), era el único candidato para el cargo que dejó vacante en abril James Wolfensohn.

  • Prioridad

    En ese sentido, en su última exposición ante el Parlamento, Blair dijo que la «prioridad absoluta» en Medio Oriente es impulsar la «solución de dos Estados» para poner fin al conflicto. Analistas esperan en los próximos meses un relanzamiento del diálogo de paz debido a las promesas de apoyo lanzadas por Occidente al presidente palestino Mahmud Abbas (Abu Mazen), tras la derrota de su movimiento Al-Fatah en Gaza a manos del terrorista Hamas.

    El Cuarteto detalló las principales responsabilidades de su nuevo representante. En primer lugar, le encomiendan movilizar la asistencia internacional al pueblo palestino y el respaldo a sus instituciones de gobierno, especialmente en la construcción de un Estado de Derecho.

    Asimismo, Blair deberá elaborar planes que impulsen el desarrollo económico palestino, incluido el problema del acceso a mercados y la libertad de movimiento, una alusión a los controles israelíes. Por último, la declaración agregó que actuará de representante del Cuarteto ante otros países, por lo que se espera que invierta buena parte de su tiempo en viajes por la región.

    Para realizar estas tareas, el ex primer ministro contará con un reducido equipo de expertos que tendrá sede en Jerusalén y la asistencia de los países miembros del Cuarteto. El nombramiento de Blair se había dado por hecho en los últimos días, pero su anuncio oficial dependía de que Rusia terminara de dar luz verde a la decisión.

    Se espera que el ex gobernantebritánico estrene su cargo en la próxima reunión del Cuarteto, que, según indicó el canciller ruso, Serguei Lavrov, se realizará en dos semanas en un país de Medio Oriente.

    El anuncio obtuvo el beneplácito internacional. El presidente George W. Bush quedó « encantado» de saber que Blair «estuvo de acuerdo en prestar sus considerables talentos y energías a la tarea de tratar de hacer avanzar el proceso de paz» en Medio Oriente, dijo el portavoz de la Casa Blanca, Tony Snow.

    Sin embargo, el vocero advirtió que, «en última instancia, dependerá de los palestinos y de los israelíes» la chance de revivir las negociaciones, ya que «un político externo no será la persona que creará la paz o un acuerdo en Medio Oriente». Blair «no es Superman, no tiene una capa», bromeó el vocero. «Pero, por el otro lado -matizó Snow-, Tony Blair no sólo es enormemente capaz y muy respetado como líder mundial, sino que es alguien con las cualidades para lograr que las personas hablen las unas con las otras». Su nombramiento «irritó» a la alemana Angela Merkel, dijeron fuentes del gobierno alemán, no por la figura de Blair, sino por la falta de consultas que realizó EE.UU.

    En cambio, se congratularon Israel y el presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero. No obstante, la noticia no fue bien recibida por el movimiento terrorista palestino Hamas. Uno de los principales colaboradores del primer ministro Ismail Haniyeh (formalmente destituido, pero que controla Gaza) dijo que la experiencia del grupo islámico con Blair «no es alentadora». Según el asesor Ghazi Hamad, el primer ministro saliente «siempre adoptó las posiciones de Estados Unidos y de Israel».
  • Dejá tu comentario