Continúan los ataques a mezquitas en Irak

Mundo

Bagdad, (ANSA) - Tres soldados, dos de ellos estadounidenses y uno británico, murieron en ayer en Irak en incidentes y ataques con explosivos, mientras una mezquita sunnita fue atacada en Basora, sur del país.

El jefe de las fuerzas de ocupación estadounidenses en Irak, general David Petreus, dijo en rueda de prensa que dos personas fueron tomadas prisioneras, Al Halifi y Abu Tiba, integrantes del Ejército del Mahdi, milicia que conduce el chiita Moqtada Sadr.

Un ataque con explosivos destruyó parte de una mezquita sunnita en Basora, 545 kilómetros al sur de Bagdad, pese al toque de queda impuesto en esa ciudad después de la destrucción de otro centro religioso en la localidad de Zubair.

Testigos citados por la agencia Aswat al Iraq dijeron que el ataque fue perpetrado por la mañana en la mezquita Al Ashra al Mubashra.

El miércoles, los dos minaretes dorados de la mezquita chiita de Samarra fueron destruidos en un ataque que desencadenó una nueva cadena de atentados contra mezquitas.

Desde entonces fueron atacadas al menos una decena de mezquitas, mientras en Bagdad, Samarra y Basora fue impuesto el toque de queda.

El jefe del Ejército del Mahdi convocó hoy a acudir en forma masiva a Samarra en protesta contra la destrucción del mausoleo chiita donde se encuentran las tumbas del décimo y undécimo imán, Ali al Hadi y Hassan al Askari.

"Exhortó a todos los iraquíes a reunirse en Samarra el 5 de julio en ocasión del aniversario del nacimiento de Fatima Zahra, hija del Profeta Mahoma y madre del imán Hussein", sostuvo en un comunicado difundido en la ciudad santa de Najaf.

En tanto, un soldado británico murió hoy en un accidente en un camino cercano a Basora, informó el Ministerio de Defensa en Londres.

El soldado, del Escuadrón Badger, perteneciente al Segundo Regimiento Real de Tanques, murió tras una colisión con un tanque armado Warrior en el distrito As Sarraji.

El ministerio reportó que fueron informados los familiares y allegados al militar, aunque se negó a difundir el nombre del soldado.

Con el soldado muerto hoy son 151 los militares británicos fallecidos desde la invasión en Irak, en marzo de 2003.

Gran Bretaña, principal aliada de Estados Unidos en Irak y Afganistán, cuenta con unos 7.200 soldados en ese país, aunque planea una importante reducción en el número de militares para los próximos meses.

El ejército de ocupación estadounidense reportó hoy que en una operación realizada el 9 de junio en Samarra fueron encontrados los documentos de identidad de dos soldados norteamericanos desaparecidos desde el 12 de mayo.

Los soldados desaparecieron junto a un tercer militar, cuyo cadáver fue encontrado el 24 de mayo.

El 4 de junio el grupo armado que se atribuyó el secuestro anunció haber matado a los otros soldados y advirtió que los cuerpos no serían restituidos.

El comando estadounidense anunció hoy la muerte del piloto del caza F16 que se precipitó el viernes, 60 kilómetros al norte, sin nuevos informes sobre el episodio.

El viernes, reportó hoy el ejército, murió un soldado de la División Multinacional de Bagdad, en un ataque con explosivos.

Tres diplomáticos iraníes fueron detenidos hoy y luego liberados, bajo acusación de haber violado el toque de queda en Bagdad, dijeron fuentes militares estadounidense.

Los tres diplomáticos integraban un grupo de diez personas arrestadas por el ejército iraquí por haber circulado en un automóvil en la zona este de Bagdad, durante el toque de queda.

"Después de haberlos interrogado, los militares iraquíes constataron que los tres hombres tenían pasaportes diplomáticos iraníes y fueron liberados", dijeron las fuentes.

El ministerio de Exteriores iraní dijo que el arresto constituye una violación de las leyes internacionales.

Dejá tu comentario