El mundo endurece restricciones ante la variante Delta del Covid-19

Mundo

Son varios los países que reforzaron las medidas ante el avance de la peligrosa Variante Delta del SARS CoV-2 del Covid-19.

La Variante Delta del SARS CoV-2 del Covid-19 obliga a las autoridades nacionales a endurecer las restricciones sanitarias, con confinamientos locales en China, soldados en las calles en Australia para hacer respetar las medidas y la prolongación del estado de emergencia en Japón en pleno evento de Juegos Olímpicos.

Se suma también Estados Unidos. En las zonas más afectadas por el virus, se vuelve a recomendar el uso de las mascarillas y se insiste en impulsar de nuevo la campaña de vacunación.

Mientras el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) estadounidense estima que la nueva cepa es tan contagiosa como la varicela, el presidente Joe Biden instó a las autoridades locales a pagar u$s100 a quienes se inmunicen por primera vez.

En China, el primer país en contener la pandemia del coronavirus, el aumento de casos que se propagan desde Nanjing a cinco provincias y a la capital, Pekín, por primera vez en seis meses, un nuevo brote amenazan las políticas de alivio.

Después de que nueve empleados del aeropuerto de Nanjing dieran positivo el pasado 20 de julio, se detectaron 184 contagios el viernes en la provincia de Jiangsu y 206 en todo el país. En este sentido, cientos de miles de personas vuelven a estar confinadas en esta región.

Zhang Wenhong, un experto en enfermedades infecciosas de Shanghái, reconoció que si bien la eficacia de las vacunas ayudan a disminuir la propagación y reducir la tasa de mortalidad en verdad no "erradican el virus".

En Australia, la policía de Sídney contará con la ayuda de 300 soldados para hacer cumplir las restricciones en la ciudad más grande del país, donde el número de contagios donde habitan cinco millones de personas batió un récord ayer.

La cuarentena, que se encuentra en su quinta semana, se prolongó un mes, hasta el 28 de agosto. Sin embargo, muchos la incumplen yendo a las playas o a los parques.

A una semana después del comienzo de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, Japón prolongó el estado de emergencia hasta finales de agosto y lo extendió a otros cuatro departamentos. "La infección se propaga a una velocidad nunca vista", declaró el viernes el gobierno, con un récord de más de 10.000 casos diarios.

En tanto los organizadores de los Juegos también detectaron 27 nuevos casos.

Israel, que creía que su población estaba inmunizada, reinstauró el jueves el pase sanitario en lugares con más de 100 personas. Y lanzó una campaña "complementaria" con una tercera dosis para los mayores de 60 años.

En Europa, donde muchos países se enfrentan a una cuarta ola, también hay cambios. En España, el toque de queda se prolongó en Barcelona y parte de Cataluña.

A partir del domingo, Alemania generalizará la obligación de que los turistas no vacunados presenten una prueba anti Covid-19 al entrar al país "en avión, coche o tren".

Francia, por su parte, ordenó el confinamiento de las islas de ultramar de la Reunión y Martinica.

La presión para acelerar la vacunación aumenta, pero sigue siendo muy desigual: los países más ricos administraron un promedio de 97 dosis por cada 100 habitantes y los más pobres solo 1,6 dosis. Aunque el sistema Covax, que permite que los países con menos posibilidades reciban inyectables gratuitos, espera recibir 250 millones de dosis durante las próximas seis a ocho semanas, informó la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Hasta el momento, el coronavirus mató a al menos 4.190.383 personas en el mundo desde finales de diciembre de 2019, según un recuento del jueves de la AFP a partir de fuentes oficiales. Pero la OMS cree que el número de decesos puede ser dos o tres veces mayor.

Dejá tu comentario