Cuba quiere "blindar" a la población para evitar rebrote de Covid-19

Mundo

La advertencia sanitaria es que habrá que estar "muy atentos" a la posibilidad de un aumento de los casos cuando se abran las puertas de la isla de par en par.

El gobierno de Cuba busca "blindar a la población" con una respuesta oficial sanitaria destinada a impedir que la reapertura económica en marcha de manera gradual impulse nuevamente la epidemia de Covid-19.

Los elementos principales de ese "blindaje" son, según el gobierno, una dosis vacunal de refuerzo en la campaña en marcha de vacunación, considerada ya exitosa, y el "adecuado tratamiento" a turistas y viajeros que arriben al país" tras el reinicio.

Con ese objetivo se traza un "nuevo diseño" con protocolos adaptados a la nueva situación en torno al combate del coronavirus en este país de más de 11 millones de habitantes.

Según el reporte del ministerio de Salud publicado hoy, la contracción de casos y muertes llevó las cifras diarias a solo 13 muertes y 6.987 enfermos activos en la nación, más de 600 menos que en el reporte de ayer. Otra estadística destacada son los 1.550 nuevos casos surgidos en un día, otro número bajo.

Esos índices confirman la tendencia "positiva", que rompió otra de las cifras máximas mensuales desde que se inició 2021 hasta entrado septiembre.

Las cifras máximas en julio fueron 200.398 contagios y 1.543 muertes y en agosto 265.112 y 2.531 decesos, el mes récord de la pandemia en la isla.

El mes pasado ocurrió la primera baja consistente del año en curso en el país, con números generales de 223.022 y 2,109 decesos.

Las autoridades nacionales dedicaron el martes gran parte de un encuentro que desarrollan cada día sobre el estado de la epidemia a analizar "la actualización" de los pronósticos.

Tales vaticinios están a cargo de un equipo de la Facultad de Matemática y Computación de la Universidad de La Habana, que ya confirmó en sus más recientes análisis "la disminución de casos activos" en el país.

Francisco Durán, director nacional de Epidemiología, envió no obstante un mensaje a quienes describió como "un grupo de escépticos" al mencionar el éxito sostenido de una etapa de "nueva normalidad" en el país.

El pronóstico publicado en las últimas horas subrayó la tendencia actual al descenso, pero advirtió que para el resto de octubre y el mes de noviembre "todavía puede haber un número alto de casos".

Para inicios de noviembre, mes clave de la apertura dirigida a rebajar las graves tensiones que sufre la economía nacional en especial con la apertura turística, se esperan menos de 2.000 casos diarios; y a mediados del mes próximo unos 600.

Temas

Dejá tu comentario