EE.UU. le imputa exceso a Chávez en compra de armas

Mundo

Washington (AFP) - Venezuela «se ha pasado probablemente de la raya» en la compra de armas en los últimos años, y Estados Unidos debe evitar que sus vecinos entren en una carrera armamentista, aseguró ayer el subsecretario adjunto del Pentágono para América Latina, Stephen Johnson.

«Tenemos que reconocer que todos los países tienen el derecho a defenderse y deberían estar preparados para hacerlo», afirmó el funcionario norteamericano, al hacer un balance de la reciente gira por América latina del secretario de Defensa, Robert Gates, en el Diálogo Interamericano, en Washington.

«La pregunta es: ¿qué es demasiado?», añadió. «En el caso de Venezuela, existe la preocupación de que se haya pasado de la raya», aseguró Johnson, en referencia a las últimas compras de armas a Rusia por parte del gobierno del presidente Hugo Chávez, rival de Estados Unidos en la región.

«A medida que Venezuela compra aviones cazabombarderos, helicópteros de asalto, submarinos y fusiles, debemos recordar a nuestros vecinos que, pese a lo amenazante que puedan parecer esas compras, no deben dejarse atraer por una carrera armamentista», advirtió.

Las definiciones del funcionario llegan en momentos en que causan indignación en Bolivia amenazas de Chávez, quien dijo que crearía allí «un Vietnam de ametralladoras» si su aliado Evo Morales es derrocado o asesinado.

  • Distracción

    Desde el punto de vista de Johnson, la compra de armas «podría distraer a las democracias exitosas (de la región) de invertir en la gente para promover el bienestar de sus poblaciones. Este es nuestro trabajo número uno», declaró.

    En la línea de Gates, que declaró en su gira latinoamericana que Chávez constituía «una amenaza para la prosperidad» de sus ciudadanos, el funcionario del Pentágono dejó entender que Venezuela debería utilizar sus recursos para luchar contra la pobreza.

    «Tenemos que vigilar los montos de armas que Venezuela está comprando, porque representan recursos que no están utilizados para remediar la pobreza que todavía existe en el país», afirmó en español, al ser consultado por periodistas tras su conferencia.

    En los últimos años, Venezuela se rearmó con la compra a Rusia de 24 aviones de caza, 53 helicópteros y 100.000 fusiles Kalashnikov, mientras Estados Unidos prohibió a España hace un año y medio la venta de 12 aviones militares a Caracas, por tener componentes norteamericanos.

    Johnson presentó a Venezuela y a Cuba como «un desafío», así como «en menor medida Bolivia y Ecuador», y aseguró que los dos primeros países «son hostiles a Estados Unidos, los mercados con democracia de estilo occidental, y están tratando activamente de contrarrestar nuestra influencia en la región».

  • Desafío

    Según él, el principal reto para Estados Unidos no consiste en «enfrentar directamente» a Venezuela y Cuba, sino «hacer un mejor trabajo con nuestros aliados democráticos y nuestros vecinos amistosos».

    El funcionario del Pentágono se mostró mucho más abierto a la hora de hablar de las gestiones de Chávez por lograr la liberación de los rehenes de la guerrilla de las FARC, entre ellos tres estadounidenses.

    «Obviamente, la política de nuestro gobierno no es negociar con terroristas. Al mismo tiempo, si Chávez es capaz de garantizar la liberación llamando a las FARC a demostrar buena voluntad, haciendo eso mediante sus buenos oficios, sería algo muy positivo», afirmó.

    Gates efectuó hace diez días su primera gira latinoamericana desde que asumió el cargo en diciembre, visitando El Salvador, Colombia, Chile, Perú y Surinam.
  • Dejá tu comentario