EEUU sugirió a España completar reformas aunque "sean difíciles"

Mundo

La secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, aplaudió en Madrid las reformas económicas adoptadas por el Gobierno español, al que animó a llevarlas "hasta el final", pese a tratarse de medidas "difíciles" que requieren de "tiempo y paciencia".

En su primera visita oficial a España desde que está al frente de la diplomacia estadounidense, Clinton respaldó así los "importantes pasos" dados por el Gobierno español, "bajo el liderazgo" de José Luis Rodríguez Zapatero, "para fortalecer las finanzas, reestructurar el sistema bancario y reforzar la competitividad".

"Quiero públicamente decir que comprendemos perfectamente que esto es algo que lleva tiempo y paciencia en lograr esos cambios y es importante lograrlos hasta el final", añadió en una rueda de prensa conjunta con la ministra española de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, con quien inició la agenda de su visita oficial.

España atraviesa en los últimos años una dura crisis que mantiene estancada la economía y ha elevado el desempleo hasta casi los cinco millones de personas, alrededor del 20 por ciento de la población activa.

Esa recesión ha obligado al Gobierno socialista, presionado por la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) a aplicar medidas muy impopulares para rebajar el déficit, como la congelación de las pensiones, retrasar la edad de la jubilación y una reforma laboral que, según los sindicatos, sólo "abarata los despidos" y no crea empleo.

No es la primera vez que las autoridades estadounidenses instan a España a acometer reformas económicas. Hace un año, un día antes de que Zapatero presentase en el Parlamento su primer paquete de medidas frente a la crisis, el presidente de EEUU, Barack Obama, le instó a adoptar "medidas decididas" para fortalecer su economía y crear confianza en los mercados y le expresó "el apoyo de EEUU a estos esfuerzos".

La secretaria de Estado de EEUU, que llegó este viernes a España para una visita de apenas 24 horas en la que ha estado muy presente la crisis económica, se mostró convencida de que el Ejecutivo de Zapatero "seguirá con el proceso de reformas", aunque sean costosas de asumir por la ciudadanía.

Entre los "importantes desafíos" que España todavía tiene por delante, citó la lucha contra el desempleo, la reestructuración del sector financiero y la mejora de la competitividad.

Clinton, que se reunió también con Zapatero y el rey Juan Carlos, en el primer acto público del monarca desde que fue operado de la rodilla derecha, hizo extensivo su mensaje a los líderes europeos, para que sigan asegurando que su respuesta a la crisis es "firme, flexible y efectiva".

En su entrevista con Zapatero, el jefe del Gobierno le informó sobre los esfuerzos que la Unión Europea está desarrollando para asegurar la estabilidad del euro y mejorar su gobernanza económica, informó el Ejecutivo en un comunicado divulgado en su página web.

El líder socialista destacó la importancia de los procesos de consolidación fiscal que se están llevando a cabo y la necesidad de seguir promoviendo reformas estructurales que permitan consolidar la recuperación.

Antes de abandonar el país, Clinton se entrevistó también con Mariano Rajoy, líder del conservador Partido Popular (PP), el principal de la oposición española, quien le transmitió la necesidad de que España acometa "reformas sustanciales" para lograr la recuperación económica y la creación de puestos de trabajo, sus principales prioridades.

En sus reuniones con las autoridades españolas, Clinton analizó también la situación en Afganistán, donde ambos países se han marcado el 2014 como plazo para completar su retirada, y Libia, donde reafirmaron su compromiso a mantener la presión política y militar para proteger al pueblo de la violencia ejercida por el coronel Muamar el Gadafi.

Clinton respondió a Gadafi, que este viernes aseguró que el pueblo libio podrá llevar un día "la guerra al mar Mediterráneo y a Europa", que en vez de proferir amenazas, lo que debe hacer es abandonar el poder y ayudar a facilitar "una transición democrática".

Dejá tu comentario