El G-8 acordó destinar u$s 20.000 millones para combatir el hambre

Mundo

El G-8 comprometerá 20.000 millones de dólares por tres años, 5.000 millones de dólares más de lo previsto inicialmente, para impulsar la inversión en la agricultura y combatir el hambre, dijo el representante de Italia en la cumbre, Giampiero Massolo.

El compromiso del G8 para la seguridad alimentaria subió de 15 a 20 mil millones de dólares durante la cumbre del G8 en la localidad italiana del Aquila, se anunció.

Se desprende del borrador del documento final sobre seguridad alimentaria de la cumbre que los países reunidos harán inversiones a través de "una estrategia coordinada e integral, centrada en el desarrollo sostenible de la agricultura".

El compromiso sobre seguridad alimentaria, promovido por el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, hace especial énfasis en que las iniciativas se lleven a la práctica de manera "sostenible" y subraya la importancia de estimular "el sector privado" en los países receptores de ayuda.

En el texto se plasma además la necesidad de acompañar la asistencia alimentaria con la "expansión del empleo" y las políticas de apoyo a "minifundistas, mujeres y familias" para diseñar una política global de asistencia.

El documento que tendrán que firmar los países participantes en este último día de la cumbre del G
- 8, que concluyó ayer después de tres jornadas de reuniones, hace referencia al cambio climático y recomienda la "gestión sostenible del agua, la tierra, el suelo y otros recursos naturales".

Por otro lado, subraya que la asistencia sanitaria y la educación contribuirán "a la productividad y el crecimiento económico", que traerá como consecuencia, asegura, una mejoría mayor de la nutrición y la seguridad alimentaria en los países pobres.

Los países reunidos en L'Aquila, epicentro del terremoto del pasado abril que dejó 299 muertos, se comprometen, según el borrador del documento final sobre seguridad alimentaria, a "aumentar las inversiones para el desarrollo de la agricultura", ya que ésta beneficia "directamente a los más pobres".

Además, el documento recoge el rechazo al proteccionismo y a "las distorsiones comerciales", para evitar que se alcen nuevas barreras al comercio y a la inversión
.

En 2005 también prometieron grandes ayudas y sin embargo, y según denuncian las ONG, en 2008 únicamente mandaron la tercera parte.

Dejá tu comentario