Elecciones en México: Calderón perdió la mayoría parlamentaria

Mundo

El opositor Partido Revolucionario Institucional (PRI) resurgió de las cenizas en las elecciones legislativas de México con un amplio triunfo ante el gobernante Partido Acción Nacional (PAN, derecha), que sufrió un voto castigo a mitad de mandato del presidente Felipe Calderón.

Cumplido el 97,19% del escrutinio, el triunfo con 36,61% de los votos -frente a 27,90% del conservador PAN-, puso al PRI de nuevo en la carrera por la presidencia para 2012, después de haber gobernado el país por 71 años y perdido el poder en 2000.

"Estos resultados nos posicionan mucho mejor" rumbo a la próxima elección presidencial, dijo Beatriz Paredes, líder del PRI, a la emisora Televisa.

Paredes estimó que el triunfo de su partido "es un reclamo muy claro para solucionar la crisis económica" por la que atraviesa México y advirtió que ante el gobierno federal el PRI será "enérgico, con una agenda muy clara para encontrar soluciones a la crisis".

La noche del domingo, Germán Martínez, líder del PAN, reconoció la derrota de su partido en un mensaje en el que felicitó "a esa primera minoría (mayoría relativa) del PRI en la nueva Cámara de Diputados".

El 5 de julio los mexicanos fueron a las urnas para elegir a 500 diputados federales, seis gobernadores y 568 alcaldes.

Los priistas volverán a controlar las cámara de Diputados, un sitio que perdieron en 2006 cuando sólo consiguieron ocupar 104 de las 500 bancas, mientras que el PAN obtuvo 206 escaños en la misma elección en la que el presidente Calderón llegó al poder.

"Estamos en posibilidades de (...) alcanzar a ser no sólo la primera fuerza, sino alcanzar mayoría absoluta en la Cámara de Diputados", advirtió Paredes.

Según los analistas, el gobierno mexicano sometió el domingo al juicio del electorado su política de combate al narcotráfico, marcada por el despliegue de miles de militares, que se convirtió en su principal argumento para remontar terreno antes de los comicios legislativos.

Tras confirmarse la derrota electoral, el presidente Felipe Calderón llamó a preservar el papel del Estado en el combate contra la delincuencia organizada, el eje central de su administración.

"El papel del estado en defensa de la seguridad y de combate a la delincuencia organizada se debe preservar con firmeza", dijo Calderón el domingo por la noche en un mensaje dirigido a la nación.

Las elecciones transcurrieron sin incidentes mayores, confirmó Dante Caputo, jefe de la delegación de observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA) que tuvo presencia en los 32 estados del país.

La participación fue sólo del 44,71% de los electores, de los cuales el 5,41% correspondió a ciudadanos que decidieron anular su voto, luego de una fuerte campaña de organizaciones para negar el sufragio a los partidos como una forma de castigo por el descrédito de los políticos ante la población.

El gobierno tendrá que "atender el llamado de quienes decidieron no votar", reconoció Calderón, quien consideró la necesidad de mejorar el sistema electoral.

Dejá tu comentario