Enfrentamientos en Nigeria dejan más de 100 muertos en sólo dos días

Mundo

Enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y musulmanes rebeldes en la norteña ciudad de Maiduguri, en Nigeria, dejaron 103 muertos durante los últimos dos días, informó el martes la policía.

Isa Azare, portavoz del comando de policía de Maiduguri, dijo que 90 de los fallecidos eran miembros del grupo rebelde islámico Boko Haram y que ocho oficiales de policía, tres funcionarios de prisión y dos soldados también resultaron muertos.

"Los combates cesaron desde anoche, pero los cuerpos todavía son llevados al cuartel general de la policía en camiones y furgones", declararon fuentes.

Mientras tanto, testigos afirmaron que unos 200 militantes islamistas mantuvieron una vigilia durante la noche fuera de una mezquita en la ciudad, así como junto a la casa de su líder espiritual, Mohamed Yusuf.

Los enfrentamientos que comenzaron el domingo pasado estallaron en los estados de Bauchi, Borno, Kano y Yobe, los cuatro en el norte del país más populoso del continente africano.

Iglesias y edificios gubernamentales fueron incendiados por grupos de militantes llamados los talibanes de Nigeria.

Se trata de la violencia confesional más mortífera en Nigeria desde noviembre de 2008, cuando grupos de defensa de los derechos humanos dijeron que unas 700 personas fueron asesinadas dentro y alrededor de la ciudad de Jos.

El presidente nigeriano, Umaru Musa Yar'Adua, un musulmán del norte, ordenó a sus fuerzas de seguridad instaurar el estado de alerta máxima en un decreto presidencial publicado el lunes.

El mandatario "ordenó a las agencias de seguridad nacional que tomasen todas las acciones necesarias para contener y repeler los lamentables e indignantes ataques de los extremistas".

También "indicó que la seguridad debe ser reforzada en todos los estados vecinos y el personal de seguridad colocado en estado de alerta plena para evitar que los ataques de elementos equivocados se extiendan a otros lugares".

El jefe de la policía de Nigeria, Ogbonna Onovo, dijo a los periodistas ayer que 50 militantes y cinco policías murieron en los enfrentamientos que se produjeron el fin de semana pasado en los estados de Bauchi y Yobe. Reconoció que había combates en Maiduguri, pero no dio detalles de víctimas allí.

Un habitante de Maiduguri, Shafiu Mohamed, dijo que hombres armados quemaron vivo a un funcionario de aduanas y degollaron a un ingeniero que trabajaba en el complejo aduanero.

Otro dijo que la prisión central y varias iglesias fueron incendiadas durante la violencia.

Los enfrentamientos en el norte comenzaron el sábado en el estado de Bauchi, cuando la policía respondió a un ataque de militantes islamistas contra una comisaría. Los enfrentamientos se difundieron rápidamente.

Los extremistas de Nigeria surgieron en 2004 en Maiduguri, antes de crear una base --llamada "Afganistán"-- en la aldea de Kanamma, en Yobe, en la frontera con Níger, desde donde atacaron a avanzadas policiales y mataron a policías.

El norte de Nigeria es fundamentalmente musulmán, aunque importantes minorías cristianas se instalaron en las principales ciudades, creando tensión entre los dos grupos.

Desde 1999 y el regreso de un régimen civil al gobierno central nigeriano, 12 estados norteños instauraron la sharia (ley islámica).

Dejá tu comentario