España: detienen a italiano por caso Madeleine

Mundo

El italiano y la mujer detenidos en el sur de España son unos estafadores que habrían intentado ponerse en contacto con la familia de la pequeña británica desaparecida Maddie para cobrar la recompensa por pistas que lleven a su localización.

"Los hechos apuntan a que se trata de unos estafadores aunque la investigación policial no está cerrada", afirmó la policía española el jueves en un comunicado.

El detenido y la mujer, de nacionalidad portuguesa, estaban siendo investigados "al tener conocimiento de que intentaron ponerse en contacto con los padres de Madeleine, la niña secuestrado el pasado 3 de mayo, para cobrar la recompensa ofrecida", de un millón de libras (alrededor de 1,5 millones de euros), según la misma fuente.

Durante la investigación, la policía española comprobó que el ciudadano italiano tenía pendiente una orden de detención francesa por "un delito de asociación ilícita", por lo que procedió a su arresto en la madrugada del jueves en San Roque, en la provincia de Cádiz (Andalucía, sur).

Según un portavoz de la policía portuguesa citado por la agencia Lusa, el detenido, cuya identidad no ha sido divulgada, está fichado por tráfico de falsas obras de arte.

El detenido también purgó una pena de 18 meses de reclusión en Francia por maltrato a su hija, informó la policía española.

El caso está en manos del juez de Torremolinos que ha decretado el secreto del sumario.

Según la radio Cadena Ser, que cita fuentes de la investigación, los detenidos llamaron en repetidas ocasiones al abogado de la familia para dar pistas falsas.

Según la cadena CNN+ en español, el individuo podría haber intentado extorsionar a los padres de Maddie, proponiéndoles informaciones sobre el lugar donde podría encontrarse la pequeña desaparecida.

La pequeña Madeleine, de 4 años, desapareció el pasado 3 de mayo cuando dormía en compañía de su hermano y su hermana, dos gemelos de dos años, en una habitación de un complejo hotelero de Praia da Luz (Portugal), mientras sus padres cenaban en un restaurante a unos cincuenta metros de distancia.

El diario El País anunció, citando a habitantes de la zona residencial donde se produjo la detención, que la operación policial tuvo lugar sobre las 05H00 locales (03H00 GMT) y que los policías españoles, que permanecen en la urbanización de lujo de Sotogrande en San Roque, han registrado durante horas el domicilio del detenido.

La desaparición de Maddie suscitó una campaña internacional sin precedentes en este tipo de asuntos, apoyada por la prensa inglesa y el sitio internet creado por los padres, findmadeleine.com, que ha recibido decenas de millones de visitas.

En Portugal, a pesar del importante dispositivo puesto en marcha, la investigación de la policía judicial portuguesa apenas ha avanzado.

Los inspectores han interrogado a más de cien personas, procedido a decenas de registros y analizado centenares de mensajes, mientras que algunos testigos afirman haber visto a la niña en Grecia, en Marruecos o más recientemente en Malta.

Dejá tu comentario