España: la Justicia se opone a investigar muertes del franquismo

Mundo

La Fiscalía de la Audiencia Nacional española recurrió hoy la decisión del juez Baltasar Garzón de investigar el paradero de miles de republicanos desaparecidos en la guerra civil (1936-1939) y los primeros años del franquismo, por considerar que no se trata de crímenes de lesa humanidad. Entre los nombres se encuentra el del poeta Federico García Lorca.

Según el recurso de apelación de la Fiscalía, son "los juzgados de cada territorio donde se perpetraron semejantes atrocidades" los competentes para investigar los hechos y no la Audiencia Nacional. Además, considera que "la protección de los derechos de las víctimas queda garantizada por las disposiciones de la Ley de Memoria Histórica", aprobada en 2007 por el Parlamento español.

"Es el cauce idóneo para el restablecimiento y la tutela de los derechos de las víctimas", aseguró la Fiscalía en un comunicado.

La iniciativa impulsada por Garzón es la primera de la Justicia española para investigar las represión franquista durante la guerra civil española, que comenzó con un golpe de Estado fallido contra el gobierno republicano, y los primeros años de la dictadura de Franco (1939-1975) tras el final de la contienda.

Las estimaciones cifran las víctimas de la represión franquista en hasta 180.000 y en unas 40.000 las que aún yacen, como Lorca, en fosas comunes a lo largo y ancho del país. La decisión del magistrado causó gran controversia en España, donde los sectores conservadores acusan al juez de abrir viejas heridas superadas con la transición a la democracia.

La semana pasada, el juez Garzón declaró la competencia de la corte para llevar a cabo la investigación argumentando que se trata de crímenes de lesa humanidad. La Fiscalía, sin embargo, considera que se trata de delitos comunes ya prescriptos que además no pueden ser perseguidos en virtud de la Ley de Amnistía aprobada en 1977.

Garzón admitió las denuncias de 22 asociaciones de familiares de desaparecidos de la Guerra Civil y autorizó las exhumaciones en 19 fosas localizadas en toda España, entre ellas la del poeta Federico García Lorca.

El dictador Francisco Franco y otros 34 altos funcionarios de la dictadura señalados por el magistrado como responsables de desapariciones y otras represalias, ya murieron, por lo que Garzón solicitará el certificado de defunción de todos ellos para declarar la extinción de responsabilidad.

Dejá tu comentario